El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. En la industria del fútbol acostumbra a ponerse el del Real Madrid como ejemplo de balance sólido. “Es imposible encontrar algún borrón”, enfatizan tanto exdirectivos como personas acostumbradas a revisar sus cuentas. Y, si de algo podrá volver a sacar pecho su presidente, Florentino Pérez, es de la posición financiera de la entidad al cierre de la temporada 2015-2016: la posición de tesorería más alta de su historia, con 211 millones de euros, y una deuda neta que, en base a su sistema de cálculo, es negativa en 13 millones, es decir, que le deben más a ellos que no a la inversa.

En el Informe Económico del último curso, al que ha tenido acceso Palco23, se indica que “el elevado flujo de caja generado en las operaciones así como la contención de inversiones son las razones que explican este elevado saldo de tesorería”. Ello, unido a que todavía no deben afrontarse las amortizaciones de sus préstamos bancarios y se han rebajado los costes financieros, “van a permitir afrontar con holgura los compromisos de pago previstos a realizar en dicho ejercicio, en particular, los pagos de primas por los recientes logros deportivos”.

Esta posición de caja es la que también ayuda a entender el por qué, por primera vez desde junio de 2005, la deuda neta es inexistente. Ello no quiere decir que el club no tenga compromisos de pago pendientes, sino simplemente que es mayor la suma de la tesorería y de los deudores por traspasos que los saldos acreedores por inversiones, deuda bancaria y anticipos. Aún así, la deuda bruta igualmente también se redujo un 17%, al pasar de 284 millones a 235 millones de euros; de este importe, 82 millones corresponden a la banca y 153 millones de euros a inversiones en jugadores e instalaciones.

En cuanto a los compromisos con entidades de crédito, el Real Madrid pactó durante 2014-2015 una refinanciación, por la que se atrasaba el primer vencimiento de 2015-2016 a 2018-2019. Esa campaña deberán cancelarse 42 millones, mientras que los 40 millones de euros restantes se devolverán en 2020-2021. Por otro lado, dispone de líneas de crédito sin usar por 66,552 millones.

Este movimiento ha permitido a la entidad liberar recursos para las inversiones inmobiliarias que está realizando, así como cumplir sin problemas los pagos de los fichajes de peso realizados en los últimos tiempos: Gareth Bale y James Rodríguez. A largo plazo, las deudas con entidades deportivas sólo suben a 4,87 millones por “la contención de inversiones y al traspaso de deudas a corto plazo por los vencimientos correspondientes a la temporada 2016-2017″, ya que en este ejercicio se concentran pagos a otros clubes por 93,671 millones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles