El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén La Champions League y la gira estival por China y Australia fueron el único motor de crecimiento del Real Madrid en la temporada 2015-2016. El Informe Económico de la última temporada, al que ha tenido acceso Palco23, revela que el club sufrió para dar un impulso a sus ingresos, y que únicamente en la partida de competiciones, que incluye los pagos de la Uefa y los cobros por partidos amistosos, revelan un fuerte incremento respecto al ejercicio anterior. En total, como ya informó la entidad el viernes, la facturación subió un 7,4%, hasta 620,1 millones de euros.

Sin embargo, lo cierto es que la actividad del club se estancó en cierta manera, e incluso en algunas áreas retrocedió. Por ejemplo, la recaudación por cuotas de socios y abonados se redujo un 3%, hasta 49,9 millones de euros, pese a que hace años que es la propia entidad la que voluntariamente no expide nuevos carnés ni pases de temporada.

Florentino Pérez 2015 Asamblea2 650

Florentino Pérez, en un momento de la Asamblea General del año pasado.

En esta partida no se incluyen las ventas de entradas en taquilla, que se incorporan normalmente en el epígrafe de competiciones y que sí mejoraron su evolución en lo que se refiere a partidos de Liga, al pasar de 46,6 millones a 51,7 millones de euros. En total facturaron 167,4 millones por su participación en distintos torneos, un 27,7% más, de los que unos 23,97 millones corresponden a los encuentros de verano (más del doble respecto al curso anterior) y 82 millones se generaron por su paso triunfal en la Champions League.

Estos tres segmentos absorbieron sin problemas la ausencia de recaudación por la Copa del Rey, el Mundial de Clubes y las Supercopa de Europa y España, que en 2015-2016 no se disputaron y una campaña antes habían generado 15,8 millones.

Por otro lado, sorprende el nulo impacto que tuvo levantar La Orejona en los ingresos comerciales, cuando habitualmente suelen suponer un impulso adicional. Esta actividad sólo mejoró un 2,1%, hasta 212,36 millones de euros, en un curso en el que no se firmó ningún acuerdo global nuevo, más allá de EA Sports. Eso sí, hay que tener en cuenta que en 2014 esta actividad sólo suponía unos 170 millones y que sus principales contratos, como el de Adidas, Emirates e Ipic, se encuentran en el ecuador de su vigencia y la mejora sólo era posible con nuevos contratos.

En el informe se detalla que la facturación por licencias y patrocinios subió un 6,4% y se situó en 161,5 millones. Esta mejora se vio lastrada por la reducción de las ventas en tienda (21,1 millones, un 12% menos) y la facturación por publicidad en los distintos activos del club (3,6 millones, un 21% menos).

En cuanto a las retransmisiones, esta actividad apenas subió un 2,5%, hasta 167,6 millones de euros, y la previsión tanto para el Madrid como para el FC Barcelona es que no se produzcan grandes cambios hasta el próximo ciclo audiovisual. En cuanto a la explotación del estadio, la mejora fue del 10% y ya alcanzó los 22,3 millones, entre otras cuestiones por los mayores réditos que generan los cuatro restaurantes del interior del Santiago Bernabéu, el renovado museo y el centro comercial La Esquina del Bernabéu.

 

El aumento de los ingresos fue acompañado de una ligera reducción de los costes, que cayeron de 582,3 millones a 580,5 millones de euros. Este importe no incluye como coste los 17 millones de euros que la entidad ha cargado como provisiones en el balance, “para la cobertura de riesgos y contingencias diversas, en especial, las derivadas del expediente incoado por la Unión Europea (UE)”, aunque también las derivadas de las inspecciones de Hacienda. En total, la entidad tiene dotados 36,9 millones. EY, que ejerce como auditor, no ha incluido ninguna salvedad sobre esta cuestión.

La principal partida de gasto del Real Madrid es la de nóminas, que subió un 6,1% y se situó en 306,88 millones de euros. De este importe, 231,07 millones correspondieron al primer equipo y su cuerpo técnico, lo que se conoce como plantilla inscribible en La Liga, y representó un aumento interanual del 6% también. De hecho, el mayor aumento porcentual se produjo en las nóminas del personal no deportivo, con un alza del 25%, hasta 33 millones.

Uno de los principales motivos que explican el incremento del gasto salarial fue la consecución de la Champions League, que implicó quintuplicar el pago de primas al primer equipo de fútbol respecto al curso anterior, hasta 37,5 millones de euros. Sin embargo, si se incluye todo el Real Madrid, los pagos por todo este concepto sólo se duplicaron en 2015-2016, hasta 39,5 millones, ya que en el ejercicio anterior se afrontaron los premios de la sección de baloncesto, que ganó todos los títulos posibles, incluida la Euroliga.

En su informe el club hace énfasis en varias ocasiones en la contención de las inversiones, lo que ayudó a rebajar el coste asociado a las amortizaciones de jugadores y otros activos, que se redujeron un 11,5%, hasta 123,57 millones de euros. Es decir, que toda la masa salarial del Real Madrid subió a 430,45 millones, lo que equivale a un 69% de todos los ingresos, sólo un punto por debajo del máximo recomendado por la industria como seguro.

Un elemento positivo de las cuentas merengues es la contención en los gastos de explotación, que se estancaron en torno a los 128 millones de euros pese a alcanzar la final de la Champions League, con los costes asociados que conlleva. El mayor recorte, de 15 millones, se produjo en la partida de otros arrendamientos, cánones y otros servicios, que, según explica la entidad, incluye cuestiones como “los cánones de explotación, gastos de producción de televisión, los gastos de catering, azafatas, y eventos, así como gastos de edición de publicaciones, manipulado y envío”.

Esta combinación de ingresos y gastos es la que da como resultado neto 30,28 millones de euros, un 27,9% menos. Ello se debe a la ausencia de extraordinarios por traspasos, que en los últimos ejercicios se habían convertido en determinantes para mantener la rentabilidad del club. Es decir, que en 2015-2016 el club logró ganar dinero sin necesidad de deshacerse de ningún jugador del primer equipo.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles