El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El Valencia CF se vio obligado este verano a desprenderse de algunos de sus futbolistas más importantes, pero la situación del club obligaba a ello, tanto por la caída del tope salarial permitido por La Liga como por la necesidad de obtener ingresos extraordinarios para evitar un tercer año consecutivo en números rojos. Finalmente, y de no haber nuevos sobresaltos, esta vez sí podrán obtener ganancias y poner rumbo a la sostenibilidad económica.

“El grupo espera alcanzar el equilibrio en su cuenta de resultados gracias al beneficio por el traspaso de jugadores”, indican en su memoria económica, a la que ha tenido acceso Palco23, sobre 2016-2017. En el presupuesto aprobado por la patronal a mediados de junio se preveían unas pérdidas 4,45 millones de euros, pero porque sólo se contemplaban plusvalías de 29,88 millones por la venta de miembros del primer equipo.

 

Con posterioridad, André Gomes y Paco Alcácer salieron al FC Barcelona por 65 millones y Mustafi se marchó al Arsenal por 41 millones; también fueron vendidos Javi Fuego, Antonio Barragán y Rodrigo de Paul por cuantías muy inferiores. En cualquier caso, este no es el importe íntegro que se anotará la entidad presidida por Layhoon Chan, ya que a excepción del delantero formado en Paterna, de los otros dos futbolistas aún quedaban cuotas por amortizar.

Junto a los traspasos, en la única línea de negocio que también crecerá a priori es la vinculada a los derechos de televisión en el mercado nacional. La previsión apunta a 66 millones de euros, sólo tres millones más que un año antes, en la que el pago realizado por La Liga aparecía fraccionado entre esta partida y la de “otros ingresos”.

Por prudencia contable, el club ha fijado los ingresos por socios y abonados en 13,7 millones, igual que en 2015-2016, aunque la captación de aficionados con asiento fijo en Mestalla se ha reducido sensiblemente al haberse quedado fuera de Europa y por los malos resultados deportivos de los últimos meses. La recaudación por competiciones se hunde básicamente por la ausencia de los pagos que realiza la Uefa a los participantes de la Champions League, de manera que sólo se prevén ingresos por la taquilla en Liga y Copa del Rey.

A nivel comercial, se esperaba una ligera caída, aunque seguir por encima de los 12 millones. No obstante, se ha logrado renovar el patrocinio de Volkswagen, se ha elevado la categoría de Trolli y se ha incorporado a Prozis como nuevo socio. Por el contrario, Codere decidió no ampliar el acuerdo por el que su logotipo aparecía en la manga de la camiseta y sigue sin darse con un patrocinador principal que estampe su marca en la equipación, contrato que valoran en unos siete millones.

En total, la facturación ordinaria caerá un 18,5%, hasta 97,04 millones. Mayor será el retroceso en la partida de nóminas, que se reducirá a 58,96 millones de euros, un 24,1% menos respecto a 2015-2016. Las limitaciones para acudir al mercado de fichajes también provocarán una sustancial reducción de las amortizaciones, que se situarán en 35,19 millones (-28,2%). Los costes operativos subirán ligeramente, mientras que no se ha contemplado realizar nuevas provisiones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles