El diario económico
del negocio del deporte

G.G.R. Contrafoerta del presidente del RC Celta de Vigo a la ciudad. Carlos Mouriño ha comparecido este martes en una rueda de prensa para explicar cómo ha evolucionado el proceso de venta del club y aclarar la actual situación ante las críticas recibidas las últimas semanas sobre la posibilidad de que capital chino se hiciera con él.

Ahora, el empresario ha pedido al Ayuntamiento de Vigo que le venda el estadio de Balaídos “si desde los partidos políticos y la sociedad se quiere que se mantenga un proyecto de continuidad”. “Si yo pudiera ver que hay un futuro fiable y sin vaivenes estaríamos hablando de dar relevo a mis nietos, pero actualmente no lo hay”, ha señalado. “Les estoy diciendo que continuemos juntos”, ha dicho.

“Sólo no voy a continuar en un proyecto en el que no creo”, ha reafirmado. Según Mouriño, en el Celta no conocen ninguna propuesta de viabilidad de capital gallego, ni ninguna proposición de cómo continuar. “¿Sabéis por qué estoy considerando mi salida? Porque no tengo la ilusión que tuve. Si hay algún proyecto de ciudad, la podré recuperar”, ha explicado.

“Conmigo se iba a hacer una ciudad deportiva que iba a costar 20 millones, eso es lo que va conmigo. Llevo ocho años esperando por la ciudad deportiva. Es la parte empresarial la que le dio éxito al Celta. Mi objetivo no es sentarme a ver cada semana si empatamos, ganamos o perdemos. Me preocupa un club que tenga un futuro”, ha destacado el presidente y máximo accionista, que en las últimas semanas ha elevado su participación del 52% al 65%.

Mouriño Celta rueda prensa 650

Mouriño en la rueda de prensa de este martes./ RCC

Mouriño, que ha remarcado que no está negociando con ningún grupo sino que solamente ha recibido ofertas, ha dado dos posibilidades para comprar Balaídos: “que el Celta acabe las obras y al final de la inversión le paguemos la parte al Ayuntamiento (un total de 32 millones de euros) o que el Ayuntamiento pague la obra y nosotros pagamos el estadio en diez años poniendo las acciones de Corporativo GES como fondo de garantía si no se paga el estadio. Entonces las acciones quedarían en propiedad de la ciudad. Tiene que haber unos ingresos que me compensen el diferencial que tenemos con los demás equipos”.

Tras otras dos ofertas a la ciudad, el empresario ha destacado que esta tercera es la última y definitiva. “Pretendo que las zonas libres del estadio nos las dejen explotar a nosotros siendo propiedad del Celta para hacer la parte comercial que se crea oportuna. Tienda, restaurante… todo al nombre del Celta, ni una empresa ni un particular”, ha considerado. Desde el club, consideran que le han dado solidez al Celta “pero no podemos darle magnitud, y eso se hace con la ciudad o con la venta”.

Sobre los rumores de una compra del club por parte de un fondo chino, Mouriño ha admitido que no solamente han recibido esta. “Ayer un grupo de Qatar me dijo: si va a vender el club no haga nada más. Pero la decisión no solamente está la parte económica, tiene que haber un proyecto”, ha comentado.

El dueño del Celta también ha querido aclarar que “la ventaja de hacer o no la ampliación de capital no existe para mí. No la necesito ni para vender el club ni para nada, tengo el control total. Si lo hago es para dotar al club de mayor capacidad”.

Aunque por el momento no se ha confirmado ninguna postura por parte del Ayuntamiento, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha advertido este martes de que el estadio municipal de Balaídos “es público y seguirá siendo público”. “No contemplamos en absoluto su privatización”, ha señalado.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles