El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén “La estabilidad a futuro no la darán las televisiones, ni los grandes patrocinios; el Athletic Club también es diferente porque somos conscientes de que nuestra masa social y su presencia seguirá siendo fundamental”. Así de claro se expresó ayer en la asamblea de socios el presidente, Josu Urrutia, para enfatizar que se redoblarán los esfuerzos por mejorar el servicio a los aficionados sin que ello altere un modelo económico sólido y que arrojó un beneficio neto de 19,7 millones de euros en 2015-2016.

Las cuotas anuales que pagan, junto a los abonos, son hoy la segunda fuente de ingresos más importante del club, sólo por detrás de la televisión, con 25,3 millones de euros. Es un importe que ha ido creciendo año tras año, especialmente con el estreno del nuevo San Mamés, pero también con la mejora de los resultados deportivos.

San Mamés 650

San Mamés es uno de los estadios con mejor entrada de La Liga.

 

“El impacto social que tienen nuestros partidos y actividades va en aumento; el número de personas que nos siguen, en las cuotas televisivas, en las redes sociales… no para de aumentar y, lo que es cualitativamente más importante, no se detiene el sentimiento de orgullo que se genera y que supone que siga creciendo el número de personas socias –casi 45.000 en la actualidad- y el de peñas –en 5 años, se han creado más de 70 peñas oficiales, lo que supone un 17% de todas las existentes en la actualidad: 453 peñas”, recordó.

Desde comienzos del curso pasado también se persigue una mejora de la explotación de las instalaciones, para lo que se invirtieron ocho millones de euros en San Mamés VIP Area. El espacio corporativo situado en la segunda anilla y que está formado por palcos y butacas generó unos ingresos de 3,7 millones en 2015-2016 y la previsión es que en el curso actual ya factura 5 millones. La mejora va en línea con la previsión de ocupación, que pasaría del 37% al 45%, según cálculos del club.

“San Mamés ya es un recinto vivo que se abre todos los días”, enfatizó el contador de la junta directiva, Alberto Uribe-Etxeberria, después de desvelar que en pocos meses ya se han celebrado en este espacio más de noventa eventos privados en los que participaron 11.500 personas. “No hay ningún otro espacio donde 200 empresas cada quince días puedan reunirse a hacer relaciones de negocio”, aseveró.

En total, los ingresos del Athletic en la última temporada rebasaron por primera vez el techo de los 100 millones de euros en ingresos ordinarios. En concreto, facturó 112,1 millones de euros, lo que supone un alza del 18,8% en comparación con 2014-2015. En esta ocasión apenas hubieron resultados atípicos, ya que las plusvalías por traspasos se quedaron en 816.000 euros y las cuotas de entradas de nuevos socios bajaron a 566.000 euros.

Además de la partida de socios, ya antes mencionada, el club bilbaíno fue uno de los que más se benefició del nuevo contrato de televisión y su sistema de reparto, ya que su partida de retransmisiones subió un 59% y alcanzó los 51,74 millones de euros. Los ingresos por participación en competiciones, que incluye tanto los pagos de la Uefa por jugar la Europa League (televisión y premios) como la venta de entradas, retrocedió un 2,6%, hasta 27,1 millones.

 

La facturación por publicidad comercial, con Kutxabank como principal patrocinador, subió un 32,6%, con 4,1 millones, mientras que los otros ingresos, en los que se contabilizan las ventas de las tiendas y aportaciones públicas por convenios, bajaron un 43%, hasta 4 millones, por retrocesos en ambas partidas.

En lo que se refiere a los costes de personal, los mismos subieron a un ritmo superior al de los ingresos, con un alza del 26,2% y 68,89 millones de euros. En cuanto a las amortizaciones de inmovilizado, esencialmente por fichajes de jugadores, subieron un 18%, hasta 7,9 millones.

El club tenía asumido antes del inicio del curso anterior que se produciría un aumento, aunque ha sido superior en cuatro millones a lo previsto porque, según comentó Uribe-Etxeberria, los resultados deportivos activaron diversos pagos variables colectivos e individuales, además de que se han ejecutado renovaciones de contrato de varios miembros del primer equipo.

Con todo, el beneficio neto fue superior al presupuesto, aunque inferior respecto a los 30,8 millones de euros de 2014-2015, debido a lo anteriormente mencionado de la existencia de atípicos importantes. Además, se ha incorporado un nuevo elemento, como es el pago del Impuesto de Sociedades, que absorbió 2,2 millones. “El club ya ha consumido todas las bases imponibles negativas; no tiene nada que ver con la decisión de la Comisión Europea”, aseguró el contable de la junta.

Las fuertes pérdidas de ejercicios anteriores provocaron esa generación de bases imponibles negativas, pero también dejaron al Athletic en una delicada situación económica que se ha logrado enderezar en el último lustro. “El club tiene unos cimientos financieros sólidos, sin deuda, sin dependencias, con un patrimonio neto positivo superior a los 116 millones de euros –una evolución positiva de 120,5 millones de euros en los últimos 5 años-, con la inversión en el nuevo campo finalizada, y con la obra de extensión de la cubierta prácticamente desembolsada”, ensalzó Urrutia.

La solidez de este modelo es la que, primero, permitió construir un nuevo estadio con el apoyo de la Administración. Pero, además, le ha servido para acelerar la ejecución del plan director que se aprobó en 2011 para la siguiente década, y que a día de hoy se ha abordado ya en un 75%. En los últimos años se han invertido 17 millones de euros, entre los 8 millones de San Mamés VIP Area, 3 millones en mejoras en la Ciudad Deportiva de Lezama y 5 millones en la cubierta de San Mamés.

A corto plazo, otro de los proyectos en el que ya se está trabajando es la apertura del museo, “un reto que esperamos represente una nueva oportunidad para mostrarnos a quienes nos visitan y a quienes queremos recordar con orgullo nuestro pasado”, confió el presidente, que logró un apoyo mayoritario, del 86% de los socios presentes, a las cuentas y a un discurso en el que defendió la preservación de la identidad por encima de todo.

“La globalización en el fútbol continúa, el peso de los ingresos por televisiones en todos los clubes ofrece cada vez más posibilidades, el mercado sigue estrechándose y las metodologías de trabajo se perfeccionan en todos los territorios ofreciendo menores posibilidades de diferenciación. Sin embargo, y a pesar de este escenario de dificultad, seguiremos trabajando en lo nuestro, fieles a nuestra definición, defendiendo nuestra identidad, posición e intereses en todos aquellos foros, lugares o ámbitos de decisión en los que se encuentra presente el mundo del fútbol y de las instituciones en general; aunque para algunos podamos parecer un pez nadando contracorriente”, acuñó.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles