El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Uno de los elementos que se tiene en cuenta a la hora de calcular la deuda neta es el saldo neto entre lo que debe el FC Barcelona por fichajes y lo que tiene pendiente de cobrar por traspasos de sus jugadores a otras entidades. Las cuentas revelan con qué equipos existen más vínculos en este sentido, situándose el Arsenal FC como el más activo. En total, el club blaugrana aún tiene pendiente de cobrar 46 millones de euros, mientras que, a 30 de junio de 2016, tenía saldos pendientes por pagar de 72,5 millones.

Esta cifra sí que incluye la incorporación de Samuel Umtiti, que convierte al Olympique de Lyon en el principal acreedor futbolístico con 22 millones de euros. No se incluyen, sin embargo, las operaciones de Andre Gomes y Paco Alcácer, que muy probablemente situarían al Valencia CF a la cabeza de esta lista.

En la lista también figura aún el Liverpool FC, con 17,97 millones por la venta de Luis Suárez, ya que en operaciones de esta magnitud (81 millones) se acuerda siempre pagar a plazos. Además, fruto de aquella inversión han salido beneficiados otros equipos en concepto de formación, como el Ajax (316.000 euros), el FC Groningen (82.000 euros) y el Club Nacional (400.000 euros).

Por otro lado, al Atlético de Madrid se le deben 14 millones por Arda Turan, mientras que al Sevilla FC aún se le tienen que abonar algo más de 7 millones por las compras de Aleix Vidal, Ivan Rakitic y Denis Suárez. La Real Sociedad, al menos al término de la temporada 2015-2016, tenía que percibir 2,5 millones por Claudio Bravo, vendido este mismo verano al Manchester City por 18 millones de euros.

En sentido inverso, es decir, en la lista donde figura lo que debe cobrar el Barça por traspasos, destaca el Arsenal, que debe 10,8 millones por la venta de Alexis Sánchez; el Chelsea FC con 9 millones por Pedro Rodríguez; el Borussia Dortmund, con 8 millones de euros por Marc Bartra, o el Aston Villa y el Everton, con 4 millones de euros cada uno por Adama Traoré y Gerard Deulofeu, respectivamente.

También es destacable los 3,4 millones de euros que el Barça considera que el Fluminense le debe abonar por el derecho de tanteo que en su día pactó para fichar a Kenedy. Finalmente ese fichaje no se produjo y el club confía en recuperar los fondos que aportó a cambio de esa preferencia.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles