El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén El Deportivo de la Coruña apuntala su recuperación económica y vuelve a demostrar que sabe conjugar su viabilidad en Primera con la devolución de deuda. El club cerró la temporada 2015-2016 con un beneficio neto de 6,78 millones de euros, un 7,3% más que en el curso anterior gracias a que la primera mejora del contrato audiovisual permitió aumentar la inversión en la plantilla del primer equipo sin que ello afectara al volumen de ganancias.

La cifra de negocio del club se redujo ligeramente, un 1,5%, hasta 30,33 millones de euros, pero, al mismo tiempo, en la partida de otros ingresos se anotó 11 millones de euros adicionales, frente a los 1,6 millones de un año antes. Esta mejora corresponde a los pagos que realizó La Liga a cada club tras la centralización de las retransmisiones a nivel internacional.

Deportivo Coruña Celebración 16-17 Riazor 650

Los jugadores del Dépor, celebrando el gol el pasado lunes en Riazor.

La recaudación en taquilla subió un 45,5% y alcanzó los 1,65 millones, mientras que las cuotas por socios y abonados se estabilizaron en 5,5 millones de euros. “La masa social del Dépor alcanza los 26.149 socios, casi 2.000 más que la temporada anterior”, recuerda el consejo de administración en su memorial anual. En el documento, al que ha tenido acceso Palco23, argumentan que ese aumento de la base de abonados no se ha traducido en ingresos por las bonificaciones ofrecidas.

De hecho, la única partida de ingresos ordinarios que retrocedió es la comercial, que bajó de 6,2 millones a 5,1 millones de euros. El club atribuye esta circunstancia al “vencimiento de contratos previos referenciados a la época anterior al
descenso de la temporada 2010-2011″, aunque matizan que los ingresos estrictamente por publicidad y patrocinio subieron un 13%, gracias a la entrada de Reale como aseguradora oficial, entre otros, pero también por el “incremento del número de anunciantes en vallas y videomarcadores”

Y aquí es donde el equipo que lidera Ignacio Martínez Dopico se ha marcado el desafío de generar nuevas oportunidades tras la aparente consolidación del club en la Liga Santander. Por el momento, este verano ya se consiguió la renovación del contrato de patrocinio principal con Estrella Galicia, que lucirá en el frontal de la camiseta durante dos campañas más.

Además, en su memoria avanzan que quieren obtener una mejora del contrato de la equipación, ya que el vínculo con Lotto finaliza este año; de hecho, aseguran que ya hay “gestiones para la renovación o sustitución del sponsor técnico para la temporada 2017-2018, con el objeto de incrementar los ingresos y mejorar la calidad de servicio”.

Está por ver cómo evolucionarán estas partidas en la actual campaña, aunque la dirección financiera encabezada por José González-Dans ya sabía de antemano que por televisión podrían pasar de los 28 millones de 2015-2016 a unos 40 millones para 2016-2017. Además, este verano se han logrado importantes plusvalías con el traspaso de Lucas Pérez al Arsenal FC por 20 millones de euros, una parte de los cuales también sirvió para cancelar de forma anticipada algunas cuotas con la Agencia Tributaria.

 

En la memoria, la entidad presidida por Tino Fernández recuerda que “la sociedad se ve obligada a generar anualmente recursos suficientes para amortizar la deuda privilegiada” derivada del concurso de acreedores. “Este hecho obliga -añaden- a una política muy restrictiva en la partida de gastos de personal deportivo, principal concepto de gasto. La inversión anual en jugadores es delimitada por control económico de La Liga, para garantizar la viabilidad de todos los
clubes que compiten tanto en Primera como en Segunda División”.

En su regreso a Primera División, el Dépor ya destinó a nóminas menos dinero que en sus dos ejercicios previos al descenso a Segunda, con 15,9 millones (13,97 millones la plantilla deportiva). En 2015-2016, esta partida subió ya a 20 millones de euros, de los que 17,4 millones correspondían a la plantilla deportiva, un aumento muy inferior al registrado por los ingresos. Para este año, como adelantó Palco23, el club tiene autorizado un tope salarial de 24,7 millones.

Se trata de uno de los techos de gasto más bajos de la categoría, y esencialmente se debe a los importes que cada año deben destinarse a cancelar deuda. Esta temporada se ha decidido cancelar de forma anticipada dos cuotas que suman 6,35 millones de euros, y así ahorrar intereses, mientras que el 5 de octubre se pagaron otros 3,29 millones en variables.

Antes de que se realizaran estos pagos, es decir, a 30 de junio de 2016, la deuda pendiente con la Agencia Tributaria alcanzaba los 66 millones de euros, lejos de los 96,25 millones que le debía al entrar en concurso de acreedores, también por las quitas del 33% que se aplicaron a determinados créditos.

Además de la Administración, la banca es la otra gran acreedora, aunque ya hace un año que aceptó modificar las condiciones para asegurar la viabilidad de la institución. En julio de 2015 refinanció el préstamo sindicado que tenía con Abanca y Banco Sabadell, por importe de 14 millones de euros. Además, la entidad gallega aceptó cancelar otro préstamo mediante el canje por publicidad, como la presencia de su logotipo en el pantalón del prime equipo. El nuevo calendario situaba la cuota final en la temporada 2031-2032, con una estructura de amortización progresiva.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles