El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Nuevos duelos entre Anthony Randolph y Victor Claver, viejas caras conocidas como Sergio Llull y Juan Carlos Navarro y un objetivo final: imponerse este domingo y mantener el duopolio en el que se han convertido las últimas cinco finales de la Liga Endesa. A ello se añade la nueva Euroliga, lo que les lleva a tener unos presupuestos difíciles de alcanzar por el resto de equipos de la ACB.

Como viene siendo habitual, FC Barcelona y Real Madrid acumulan unas pérdidas sólo soportables por sus respectivos equipos de fútbol, lo que permite a ambos conjuntos situar sus presupuestos para la temporada 2016-2017 por encima de los 30 millones de euros, según se aprobó en las respectivas asambleas celebradas en octubre.

Aunque el club blanco está este año por debajo de sus números de la temporada 2014-2015, cuando ganó la Euroliga y las primas dispararon sus pérdidas, la división dirigida por Juan Carlos Sánchez tiene previsto gastar casi lo mismo que ese año, unos 36,16 millones de euros.

Entre ellos, destacan los 26,92 millones en salarios de personal deportivo y no deportivo, mientras que las amortizaciones, correspondiente a los fichajes de Otello Hunter y Anthony Randolph, entre otros, bajan un 20% hasta 1,88 millones de euros. El gasto en operaciones continúan prácticamente en la misma cifra (6,77 millones), igual que los aprovisionamientos (580.000 euros).

 

El Barça, por su parte, cuenta con alrededor de dos millones de euros menos que su rival, cuando la brecha del año pasado era de cinco millones. La sección que lidera, a partir de este año, Rodrigo de la Fuente tiene un gasto de 34,13 millones, de los cuales 23,7 millones corresponden a los salarios.

Las amortizaciones del conjunto blaugrana se sitúan en 1,65 millones de euros, por lo que este importe se multiplica por cuatro respecto a la campaña anterior por las llegadas de Tyrese Rice, Victor Claver y Petteri Koponen. Igual que el Real Madrid, el gasto en aprovisionamientos se mantiene en 540.000 euros, mientras que el de operaciones se incrementa un millón de euros hasta los 8,3 millones.

En el apartado de ingresos ordinarios el Barça también logra acortar distancias con el Real Madrid, ya que reduce a la mitad la diferencia al facturar 9,77 millones de euros, por los 11,8 millones del club blanco. El equipo de la capital catalana superará a su eterno rival en concepto de derechos de televisión al duplicar su cifra hasta 3,1 millones de euros por el auge audiovisual de ACB y Euroliga.

En publicidad y patrocinios también da un salto destacable, al aumentar más de un millón de euros sus ventas por marketing y alcanzar así 4,43 millones. En este sentido, cabe recordar que la mejora contrato de Nike con el FC Barcelona y el segundo año de Lassa como socio principal y que da nombre al equipo. Además, el Barça ingresará 2,24 millones por socios y entradas, un ligero ascenso respecto a la campaña anterior.

Por otro lado, el Real Madrid también aumenta su partida de derechos de televisión por el mismo motivo de la mejora de los contratos audiovisuales en la competición nacional e internacional, aunque se queda en 2,92 millones de euros al crecer menos que el FC Barcelona.

Tyrece Rice Carroll Barça Madrid ACB 650

FC Barcelona y Real Madrid ya disputaron un encuentro en la Supercopa el pasado septiembre./ ACB

La facturación del club que juega en el Barclaycard Center por patrocinios y publicidad se estanca en 5,54 millones de euros con Teka como principal socio, aunque sigue contando con un millón más que su contrincante. El único aspecto donde se asume un descenso es en los socios y las entradas, que caen un 14,17% hasta 3,33 millones de euros.

A nivel extraordinario, el conjunto catalán ha facturado 1,7 millones de euros en venta de jugadores tras la marcha de Álex Abrines a los Oklahoma City Thuner de la NBA. En el caso del Real Madrid, ha ingresado tres millones de euros por la nueva aventura de Sergio Rodríguez en Estados Unidos.

El crecimiento económico del Barça en esta temporada es más que notable pero, sin embargo, las pérdidas de la sección de baloncesto han aumentado un 8% hasta 24,36 millones de euros. Exactamente la misma cifra negativa que tiene el Real Madrid, que ha logrado mantener este importe desde la temporada pasada.

Aunque las cifras de ambos equipos sean muy parecidas, de lo que no hay duda es de la viabilidad de ambos conjuntos, que tienen que contar con apoyo externo para sobrevivir en un escenario donde cada año hay que competir con grandes fortunas de Europa como los conjuntos turcos, los rusos o los griegos. Algo que dentro de unos años espera convertir en sostenible la Euroliga.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles