El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén El FC Barcelona ya puede decir que tiene la camiseta mejor pagada del mundo. Al menos, mientras la libra esterlina siga cotizando a mínimos desde el Brexit y el euro siga fuerte frente al dólar. Tras el anuncio del nuevo patrocinio principal con Rakuten y la renovación firmada con Nike, el club blaugrana tiene asegurados 140 millones de euros para la próxima temporada por sus dos principales socios.

En 2018-2019, cuando entre en vigor en todos sus puntos el nuevo acuerdo con Nike, esta cifra subirá a 160 millones de euros, por encima de los 156,2 millones de euros que, al cambio actual, tiene garantizados el Manchester United con Adidas y la automovilística Chevrolet. La primera asegura 75 millones de libras siempre que se mantenga en Champions League, un importe que hace apenas un año equivalía a 94 millones de euros pero que, tras la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea, ha bajado a unos 86 millones.

El podio lo completa otro equipo de la Premier League, ya que el Chelsea FC también ha cambiado de socios en el último año para elevar sus ingresos. Por un lado, cambió Samsung por los neumáticos Yokohama Rubber para doblar la factura hasta 50 millones de libras (46,3 millones de euros); por el otro, ha decidido incluso asumir una importante indemnización con Adidas para pasarse a Nike a partir del próximo curso, a cambio de unos (60 millones de libras) 69,5 millones de euros.

 

Está por ver cómo afectará a este podio la más que probable renovación de sus contratos por parte del Real Madrid. El club está ligado a Fly Emirates desde 2013 a razón de unos 30 millones al año, y el vínculo no finaliza hasta junio de 2018. No obstante, no sería la primera vez que se firma una renovación de patrocinio acompañada de un signing bonus que ya permita adelantar al próximo curso la mejora de ingresos; de hecho, es lo que pactó en su día el Barça con Qatar Airways.

Con la multinacional de las tres bandas, la relación está firmada hasta 2019-2020, por 40 millones,  muy lejos de las cifras de sus competidores. No obstante, algunas fuentes de la industria elevan esta cifra en unos veinte millones de euros, fruto de la explotación comercial de las tiendas.

En la actualidad, incluso estaría por debajo del Bayern de Múnich, a las puertas de los cien millones de euros desde esta temporada tras ampliar sus vínculos con el grupo de telecomunicaciones T-Mobile, que luce en el frontal de la camiseta, y con Adidas, que a su vez es uno de sus accionistas de referencia junto a Allianz y Audi.

A partir de aquí, existen patrocinios que no son exactamente idénticos porque incluyen otra serie de activos. Por ejemplo, Emirates paga un montante próximo a los 40 millones de euros, pero porque además de publicidad en la camiseta también incluye los naming rights del estadio. Algo idéntico a lo firmado por la aerolínea Etihad con el Manchester City, a cambio de uno 25 millones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles