El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén El Real Betis sigue en la senda de la rentabilidad. El conjunto verdiblanco rebasó nuevamente la barrera de los 50 millones de euros de facturación en la temporada 2015-2016, un hito que hasta ahora sólo consiguió en campañas donde jugó competiciones europeas. En concreto, los ingresos ascendieron a 51,05 millones, más del doble en comparación con los 20,82 millones de su fugaz paso por Segunda División.

Además, y también gracias a las plusvalías por traspasos como el de N’Diaye (5,3 millones), se encadenan cinco ejercicios consecutivos en beneficios, aunque en muchos casos hayan influenciado atípicos y aspectos contables. Si bien en 2014-2015, el del ascenso, logró cerrar en números negros gracias a la compensación de bases imponibles negativas por las pérdidas de años anteriores, en 2015-2016 las mismas, junto a deducciones y otros, han servido para elevar a 3,98 millones un resultado antes de impuestos que se situaba en 7.616 euros.

El principal motor de la mejora, al igual que en la mayoría de clubs de La Liga, fueron los derechos de televisión, en su caso acentuado al venir de Segunda. Los ingresos por este concepto alcanzaron los 34,4 millones de euros, la cifra más alta en su historia, pero no fue la única línea de negocio en la que se registraron mejoras, según la memoria anual a la que ha accedido Palco23.

Betis Celebración Gol 16-17 650

El Betis ocupa actualmente la decimocuarta posición en la tabla de la Liga Santander.

 

El club presidido por Ángel Haro ingresó 2,33 millones de euros por su participación en competiciones, tanto Liga como Copa del Rey, que básicamente se corresponde a la venta de entradas en taquilla. La recaudación por cuotas de socios y abonados subió un 23,2%, hasta 7,49 millones, una de las cifras más altas del fútbol español y que este año podría ir a más tras superarse los 40.000 miembros.

Por último, el área comercial también dobló ventas, hasta 6,82 millones, gracias a la entrada en vigor del nuevo contrato con Adidas, que ha cumplido las expectativas de ventas, la entrada de Wiko como patrocinador con publicidad bajo los dorsales, y la aparición temporal de publicidad de la china UED en el frontal de la camiseta, hasta que Hacienda le obligó a retirarla por posible infracción de la Ley de Juego.

El crecimiento de los ingresos permitió elevar notablemente el gasto, aunque no al mismo ritmo. Mientras que la cifra de negocio subió un 145%, la de gastos de personal, que es la más importante, lo hizo en un 103,5%. Las nóminas supusieron 37,63 millones de euros, de los que 35,65 millones corresponden a personal deportivo, incluidos 5,6 millones en primas. Las amortizaciones por traspasos rozaron los siete millones, un 70,8% más, mientras que los demás gastos de explotación se elevaron un 81,7%, hasta 10,3 millones.

Con esta cascada de datos, que arrojan números positivos, el consejo de administración enfatiza en su informe de gestión que “este club mantiene la tendencia de restablecimiento de la situación patrimonial, llegando a los 6,8 millones de euros de patrimonio neto, encontrándose por primera vez en uno de los supuestos de equilibrio financiero desde los últimos siete años”. Una salud económica que es la que, por ejemplo, les permite ahora invertir 12 millones en la ampliación y mejora del Benito Villamarín.

En cuanto al endeudamiento neto, el mismo se ha incrementado en un 34,5%, hasta 39 millones de euros, aproximadamente. No obstante, la deuda concursal se ha bajado de 14,52 millones a 12,78 millones de euros, ya que el compromiso adquirido es ir amortizando unos 2,5 millones anuales hasta 2019-2020, año en el que restarían por pagar 4,4 millones.

Entre los nuevos compromisos adquiridos consta un préstamo del banco alemán IBB por 4 millones de euros, a un tipo de interés del 2,94%, así como una póliza de crédito por un millón con Caja Almendralejo. También se han registrado 1,65 millones que deben devolver a La Liga por las ayudas al descenso, al haber recuperado la máxima categoría. La deuda con entidades deportivas, fruto de los fichajes, se triplica hasta 3,2 millones.

 

Presupuesto al alza en 2016-2017

La proyección del conjunto verdiblanco para este año también es positiva, pese a las complicaciones que puede suponer la ampliación a nivel comercial. El club prevé facturar 65,14 millones de euros, con la televisión nuevamente como principal pilar, ya que La Liga estimaba un ingreso neto para el club por este concepto de 46,6 millones.

Esta mejora permitirá compensar la ausencia de plusvalías por traspasos, que no se han fijado al no haberse producido todavía ninguna salida, pero también elevar nuevamente la inversión en plantilla. Las nóminas ascenderán a 42,75 millones, de los que 40,35 millones de euros corresponden al personal deportivo, mientras que las amortizaciones por fichajes alcanzarán 8,83 millones. El beneficio neto estimado es de 389.840 euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles