El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Ada Colau será la alcaldesa de Barcelona, y aunque sus apoyos son frágiles y tendrá que hacer malabarismos para lograr mayorías absolutas, está decidida a actuar desde el principio. Muchos empresarios ya han expresado su preocupación, pero el temor también llega al deporte. Más allá de que pueda ralentizar o forzar cambios en el proyecto del FC Barcelona para el Camp Nou, la líder de la izquierda radical ha dejado entrever que podría retirar la subvención anual que el consistorio realiza al Circuito de Barcelona-Catalunya, que pondría en peligro la Fórmula 1.

El Ayuntamiento aporta actualmente cuatro millones de euros a la gestora de la instalación deportiva, que se complementan con un millón adicional de la Diputación de Barcelona y otros cinco millones de la Generalitat que proceden de la tasa turística. Estas subvenciones, junto al negocio recurrente del trazado, son las que permiten afrontar el pago del canon de unos 20 millones que paga a Formula One Management (FOM) para acoger el Gran Premio de España.

circuit-catalunya-public

El 70% de los aficionados que acuden a la Fórmula 1 son extranjeros y generan un importante gasto en Barcelona.

“¿La prioridad es garantizar becas comedor, con 4,5 millones de euros, o lo es destinar cuatro millones en la Fórmula 1?”, se ha preguntado hoy Colau tras su primera reunión para preparar el relevo en la alcaldía. “Barcelona debe fijar sus prioridades”, que son “los derechos fundamentales y la democracia, y, ante todo, las personas”.

La retirada del apoyo financiero podría provocar un nuevo problema para la infraestructura, ya que la Generalitat admitió justamente ayer que está sufriendo importantes problemas de tesorería y difícilmente podría suplir la aportación a la que se comprometió el Ayuntamiento bajo el mando de Xavier Trias (CiU). Además, el acuerdo para retener la Fórmula 1 se renovó hasta 2019 hace sólo unas semanas.

Mientras que Colau ve en esta aportación un simple gasto, CiU y muchas otras fuerzas políticas, así como el sector turístico, lo ven como una inversión, ya que la permanencia de la Fórmula 1 y la MotoGP supone un importante retorno económico para las arcas públicas a través de los impuestos.

El trazado generó un impacto económico de 332 millones de euros en 2014 en Catalunya, gracias al gasto de los aficionados en hoteles, restauración y ocio, según un estudio encargado por el propio circuito. La repercusión más importante es la del Gran Premio de España Pirelli, con 188,2 millones de euros en total y un gasto medio de 1.063 euros por espectador. Además, supone una importante afluencia de turistas extranjeros, ya que el 70% de los aficionados llegan de fuera de España.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles