El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La Fórmula 1 podría cambiar muy pronto de manos. Qatar Sports Investment, el vehículo del emirato a través del que se canalizan inversiones como la del Paris Saint-Germain o el patrocinio del FC Barcelona, estaría negociando la compra del 35,5% de Formula One Management (FOM), empresa gestora del campeonato. Qatar iría de la mano de RSE Ventures en esta adquisición, valorada en una horquilla de entre 7.000 y 8.000 millones de dólares (entre 6.275 y 7.169 millones de euros).

La firma de capital riesgo CVC, que es la que estaría buscando comprador para ese paquete accionarial, está siendo asesorada por Goldman Sachs, según Reuters. JP Morgan estaría trabajando con Qatar y RSE Ventures, en lo que sería una de las mayores transacciones de la industria del deporte en los últimos años.

F1_Race_D4_CH003-res2_0

CVC tomó el control de la F-1 en 2006, tras invertir 2.000 millones de dólares.

 

El diario Financial Times añade que Bernie Ecclestone, patrón de la Fórmula 1, también se desharía de su 5% en esta operación. Ello no implicaría su marcha del circo del motor, ya que el consorcio inversor considera que el octogenario empresario podría ser de gran ayuda para expandir el negocio en China y EEUU. En la actualidad, el Mundial genera unos ingresos de 1.600 millones de dólares por temporada y mueve una audiencia de 500 millones de espectadores.

La venta del 35,5% permitiría a CVC cerrar una de sus operaciones más exitosas, después de que Ecclestone se haya negado en los últimos años a que FOM saliera a cotizar en la Bolsa de Singapur. La firma invirtió 2.000 millones de dólares en 2006 para hacerse con la mayoría accionarial y en 2012 prácticamente recuperó ya la inversión tras ingresar 1.600 millones con la venta de distintos paquetes a BlackRock, Norges Bank y Waddell & Reed. Con su retirada total de este proyecto, CVC habrá multiplicado por cinco su inversión.

 

¿Quiénes serán los nuevos propietarios?

Qatar Sports Investment es una firma controlada al 100% por el emirato de Oriente Medio, en el punto de mira de muchas instituciones por las acusaciones de soborno para adjudicarse el Mundial de Fútbol de 2022 y el incumplimiento de los derechos laborales básicos de las personas que trabajan en la construcción de los estadios. A través de esta empresa, Qatar también es el dueño de los derechos de explotación de la publicidad en la parte frontal de la camiseta del Barça. En un primer momento lo utilizó para promocionar Qatar Foundation, pero rápidamente cedió los derechos a la aerolínea Qatar Airways.

RSE Ventures, por su parte, es una empresa propiedad de Stephen Ross, la 72 fortuna de Estados Unidos con 6.600 millones de dólares y el mayor promotor inmobiliario de Nueva York. A través de Related Companies, Ross es el promotor de Hudson Yards, todo un barrio del West Side de Manhattan con una inversión de 15.000 millones de dólares; también ha desarrollado Hunters Point South en Queens, el mayor complejo de vivienda asequible construido en Nueva York desde 1970.

Este magnate adquirió el 50% de los Miami Dolphins y su estadio en 2008 y un año después alcanzó el 95% de este club de la National Football League (NFL) tras desembolsar un total de 1.100 millones de dólares. En 2012, Ross decidió fichar para su equipo a Matt Higgins, que desde 2004 había sido alto ejecutivo de los New York Jets. Al mismo tiempo, juntos decidieron crear RSE y convertirla en un actor destacado en la industria del deporte.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles