El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Mientras el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) dirime si el fair play financiero (FFP, en sus siglas en inglés) contraviene o no los derechos fundamentales de los Estados miembro, la Uefa ha querido ganarse el favor de los clubes con una relajación de los criterios que hasta ahora se utilizaban. “Sólo estamos evolucionando de un período de austeridad, a uno en el que podemos ofrecer más oportunidades de crecimiento y desarrollo sostenible”, ha argumentado el presidente, Michel Platini.

La decisión llega después de que en cinco años haya podido recortarse en un 70% las pérdidas del fútbol europeo, al pasar de 1.700 millones a una horquilla de entre 400 millones y 500 millones de euros. “La nueva versión de las reglas está perfectamente en línea con los principios de juego limpio financiero, desarrolla aún más el sistema y refuerza esos principios”, ha celebrado Karl-Heinz Rummenigge, presidente del Bayern de Munich y de la European Club Association (ECA).

“La actualización del FFP ahora aborda situaciones en las que los clubes han sido objeto de una reestructuración empresarial o un cambio accionarial reciente, así como ocasiones donde los clubes desean invertir de manera sostenible”, asegura la Uefa. “Todas estas mejoras animarán aún más a inversores responsables y a las partes interesadas a que sigan contribuyendo al crecimiento fuerte y sano del club de fútbol de Europa”, confía el organismo.

Manchester City Academy

La Uefa no computará el gasto asociado a formación, como la Academy del Manchester City.

Los detalles definitivos de la nueva regulación no se darán a conocer hasta mañana, día 1 de julio, fecha en la que entrarán en vigor. Por ejemplo, saber si se mantiene que el nivel de desfase presupuestario se limite aún más, de los 45 millones de las últimas temporadas a un máximo de 35 millones de euros anuales en el ciclo 2015-2018.

No obstante, algunas de las modificaciones apuntan a un claro salvavidas para Manchester City y Paris Saint-Germain, los dos clubes europeos que han sufrido más las consecuencias de esta regulación con multas de hasta 60 millones de euros la temporada pasada. Este año, Inter de Milán, Roma y Mónaco han acumulado una multa conjunta de 33 millones.

Por ejemplo, los gastos relacionados con el desarrollo del fútbol formativo y femenino “ahora serán excluidos del cálculo del punto de equilibrio para incentivar estos programas”, según la Uefa. En el caso del Manchester City, ello quiere decir que probablemente no deberá computar las amortizaciones asociadas al centro de formación que inauguró a finales del año pasado con una inversión de 200 millones de libras (283 millones de euros).

Desde 2008, el jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan ha invertido cerca de 1.600 millones de euros para colocar al City en la élite del fútbol europeo. El conjunto logró incrementar un 28% sus ingresos en la temporada 2013-2014, gracias a erigirse en campeón de la Premier League, hasta los 347 millones de libras (477,58 millones de euros). Pese a este fuerte incremento, el Manchester City no logró retomar la senda de los beneficios, aunque sí redujo las pérdidas a 23 millones de libras (31 millones de euros).

En el caso del PSG, las facilidades para poder seguir invirtiendo para situarse en niveles que le permitan competir con FC Barcelona, Real Madrid o Bayern de Munich son distintas. La nueva normativa del FFP tendrá en cuenta las “severas deficiencias estructurales del mercado dentro de su ámbito de operaciones”, como por ejemplo sucede en Francia con los ingresos por televisión. Al ser una liga menos atractiva que el resto, sus equipos perciben mucho menos dinero por sus retransmisiones.

PSG Ooredoo

La Uefa sí pondrá sobre la lupa aquellos patrocinios vinculados a los propietarios.

También ayudaría a entidades de países pequeños, como Bélgica u Holanda, donde el tamaño de la población reduce drásticamente los ingresos por televisión, pero también por asistencia a los estadios y, de rebote, por patrocinio. De esta manera, se ayudaría a reducir el margen de ventaja que obtiene la Premier League gracias a su buena gestión a la hora de vender sus partidos a las plataformas de pago.

Otra de las novedades, ésta según Associated Press y aún no confirmada, es que la Uefa también estrechará el cerco sobre las subvenciones encubiertas. Y es que se investigarán aquellos patrocinios que supongan más del 30% de los ingresos de un club para conocer si están vinculados al propietario del mismo. Esto sí podría afectar al PSG, entre cuyos patrocinadores figuran empresas controladas por Qatar, como Aspire, Aspetar, beIN Sports, Qatar National Bank y Ooredoo.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles