El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El calendario cada vez está más cargado de torneos e incluso los cuatro Grand Slams saben que deben ganar atractivo entre todos los tenistas. De ahí que, en el marco del acuerdo global para elevar los premios de los tenistas, el US Open haya hecho un importante esfuerzo para seguir como la competición mejor remunerada: 42,3 millones de dólares (39 millones de euros), lo que supone un incremento del 10,5% respecto a 2014. Para 2015, la compensación para cada ronda en los torneos individuales se incrementará en al menos un 10%. En dobles, el dinero del premio se incrementará en un 8,4% en general.

Estas cifras sitúan al torneo por encima del Open de Australia, que para su edición de enero de 2015 ya disparó los pagos en un 21% para alcanzar los 40 millones de dólares (36,9 millones de euros). “Continuamos con nuestro compromiso de asegurar que el US Open ofrece uno de los botes más lucrativos de todos los deportes”, defiende la presidenta de USTA y el US Open, Katrina Adams. “Como hemos dicho, la remuneración total de los jugadores del torneo llegará a los 50 millones de dólares en 2017″, avanzó.

Serena Williams US Open 2014

Serena Williams se embolsó 4 millones de dólares en la edición del US Open de 2014.

En cualquier caso, las cifras de los dos torneos antes citados superan con creces a los premios que otorgan los Grand Slams que se disputan en Europa y que tienen mayor tradición. El All England Lawn Tennis and Croquet Club, que organiza el torneo de Wimbledon, desembolsó un total de 26,75 millones de libras (37,4 millones de euros), lo que supone un incremento del 7% respecto a la pasada edición. Estas cifras sitúan al torneo por encima de Roland Garros, pese a que la organización del certamen por excelencia de la tierra batida ha incrementado un 12% los premios, hasta 28 millones de euros.

Desde el US Open recuerdan que los ganadores del cuadro masculino y el femenino se embolsarán un mínimo de 3,3 millones de dólares (3 millones de euros), el mayor premio de la historia de este torneo, que se celebrará entre el 31 de agosto y el 13 de septiembre. Esta cifra podría incrementarse al alza en función de las bonificaciones que reciban por sus resultados en el Emirates Airline US Open Series de este verano. “En 2014, la campeona del cuadro femenino, Serena Williams, se llevó a casa 4 millones de dólares, el mayor premio en la historia del tenis”, enfatizan en la organización.

Todos estos incrementos de premios no son casuales, sino que responden al compromiso de la Association of Tennis Professional (ATP) a destinar más de 100 millones de euros en premios para los jugadores por primera vez en su historia.

Este hito se producirá por primera vez en 2018, cuando se prevén destinar 135 millones de dólares (108 millones de euros) en recompensar a los tenistas por su participación de los distintos Masters y Grand Slam. Ya en 2015 se rebasará la frontera de los 100 millones de dólares (80,2 millones de euros), un “incremento significativo” que “testifican el éxito sostenido del tenis masculino profesional”, según la ATP

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles