El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. La Fifa se encuentra sumida en una grave crisis institucional que trasciende a la organización interna. En los últimos meses algunos de los grandes patrocinadores decidieron no renovar tras el Mundial de Brasil, otros como Coca-Cola, McDonald’s y Visa han avisado de que urge ya un cambio, y, en el corto plazo, no está previsto que se incorpore ninguna otra gran marca. “Estoy seguro de que hasta que las elecciones, el 26 de febrero, no habrá grandes anuncios”, ha admitido hoy el secretario general de la organización, Jerome Valcke.

La mano derecha de Joseph Blatter ha asegurado que “al menos dos grandes empresas” han estado negociando convertirse en socios de la Fifa, pero lo cierto es que a tres años para el Mundial de Rusia 2018 sólo están cubiertos siete de los catorce patrocinios principales (socio de la Fifa y socio del campeonato en sí). Tampoco se ha encontrado ninguna marca que quiera ser patrocinador regional del principal campeonato de selecciones, aunque se preveía atar a 20 marcas.

Fifa San Petersburgo

Vitaly Mutko, presidente del comité organizador del Mundial 2018, con el secretario general de la Fifa, Jerome Valcke, a la izquierda de la imagen.

Y es que la desconfianza de las marcas hacia la Fifa es absoluta, especialmente después de los presuntos casos de corrupción en la elección de Rusia y Qatar como sedes de los próximos mundiales y la investigación abierta por el FBI ante el posible pago de 150 millones en sobornos a dirigentes del fútbol latinoamericano a cambio de contratos de marketing. “Definitivamente, la situación actual no ayuda a finalizar cualquier nuevo acuerdo. Eso es un hecho”, ha admitido Valcke en una comparecencia de prensa en San Petersburgo.

La tensión es tal que, hace ya unas semanas, Coca-Cola y McDonald’s enviaron una carta a la Fifa exigiéndole la creación de una comisión independiente y liderada por alguien externo a la organización para que se encargue de implantar las reformas. Esa opinión fue secundada más tarde por Visa, que a través de su consejero delegado, Charlie Scharf, criticó la “insuficiente respuesta oficial a raiz del escándalo, que demuestra que FIFA no es consciente de la importancia de los cambios que se necesitan”.

Esta situación ha obligado a Valcke y Blatter ha convocar una reunión de urgencia con todos sus patrocinadores en agosto. A ella acudirán abogados y empleados del área de marketing para dar las explicaciones que hagan falta. Eso sí, no hay intención a día de hoy de adelantar la salida del actual presidente. Antes o después, ambos saben que dejarán la Fifa en febrero de 2016, ya que el nuevo presidente es quien designa al secretario general y Valcke tiene asumido que no será él.

El problema con los patrocinadores no es menor, sobre todo si se tiene en cuenta que es la segunda fuente de ingresos del gobierno mundial del fútbol. En el ciclo 2011-2014, esta actividad generó 1.629 millones de dólares, sólo superada por los derechos de televisión (2.484 millones de dólares). Entre las compañías que no han renovado y que aún no tienen sustituto figuran grandes corporaciones como Sony, Emirates, Castrol, Continental o Johnson&Johnson.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles