El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Melbourne quiere seguir siendo una de las capitales veraniegas del fútbol mundial. El estado de Victoria ha alcanzado un acuerdo con la organización de la International Champions Cup para mantenerse como la sede de este torneo en Australia. Los términos económicos del acuerdo no han trascendido, pero el Gobierno de la región asegura que la edición de 2015 ha tenido un impacto económico de 150 millones de dólares australiano (99,4 millones de euros).

Este año han participado en el torneo AS Roma, Real Madrid y Manchester City; este último club, además, es el propietario del Melbourne City, uno de los principales equipos de la liga australiana. La expectación de ver jugar al equipo matriz, junto al tirón comercial del conjunto español, permitió que se batiera el récord de asistencia en un partido de fútbol entre equipos en este continente: 99.832 personas se dieron cita en el Melbourne Cricket Ground (MCG), superando en 5.000 espectadores el anterior registro que lograron Liverpool y Melbourne Victory.

En total, la ICC ha congregado a 221.262 durante los tres partidos que se han disputado en la ciudad. La inversión del estado de Victoria responde al interés que habría expresado Sidney por atar este torneo para el ciclo 2016-2018 y el riesgo de perder este imán de turistas. “Más del 50% de las entradas vendidas para el torneo de este año pertenecen a turistas de otro estado [de Australia] o del extranjero”, ha asegurado John Eren, ministro de Turismo y Deporte de Victoria. “La Copa será muy buena para los aficionados y para las empresas. Asegurándola, ayudará a incrementar el turismo, el empleo y mostrar nuestro estado al mundo”, ha añadido.

Real Madrid Australia

El partido entre el Real Madrid y el Manchester City batió el récord de asistencia en Australia, con casi 100.000 personas.

Australia es sólo una de las tres patas de la ICC, que este año también incluye partidos en China y en EEUU, país donde arrancó un producto que ha convencido a los principales clubes europeos gracias a los ingresos que supone. Medios desplazados a las giras estiman que el Real Madrid percibirá 19 millones de euros (12 millones en Australia y 7 millones en China), mientas que en el FC Barcelona se habla de 9 millones, una cifra menor que se debe también a la ausencia de dos de sus principales estrellas: Leo Messi y Neymar.

Este año, se espera una asistencia en los estadios de 1,1 millones de espectadores en apenas cuatro semanas, alcanzar una audiencia televisiva de 140 millones de personas y llegar a 800 millones de hogares. La empresa que se ha encargado de organizar esta competición que consta de 24 partidos es Relevent Sports, filial de RSE Ventures, una compañía que en sólo tres años ha logrado cautivar a todos los grandes equipos de Europa.

El principal accionista de esta firma es Stephen Ross, la 72 fortuna de Estados Unidos con 6.600 millones de dólares y el mayor promotor inmobiliario de Nueva York. Este magnate adquirió el 50% de los Miami Dolphins y su estadio en 2008 y un año después alcanzó el 95% de este club de la National Football League (NFL) tras desembolsar un total de 1.100 millones de dólares. En 2012, Ross decidió fichar para su equipo aMatt Higgins, que desde 2004 había sido alto ejecutivo de los New York Jets. Al mismo tiempo, juntos decidieron crear RSE y convertirla en un actor destacado en la industria del deporte.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles