El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Norteamérica, Asia y Oceanía son algunas de las regiones en las que La Liga ha querido abrir mercado en los últimos dos veranos, y donde beIN Sports tendrá un papel determinante para mejorar la exposición mediática del torneo. El grupo catarí, que en España se ha aliado con Mediapro para lanzar un canal con la Champions League en exclusiva, se ha adjudicado las retransmisiones de Primera División en una veintena de países, algunos de ellos tan importantes como EEUU, Australia o aquellos que forman parte de Oriente Medio y el Sudeste Asiático.

beIN Sports, que ya ofrecía el torneo en muchos de estos mercados, no sólo se ha consolidado como el aliado de La Liga en mercados emergentes, sino que también asumirá la emisión del torneo en Francia, Polonia, Turquía (a través de la recientemente adquirida Digiturk) y el Norte de África. Se desconoce el dinero desembolsado por la compañía controlada por el emirato de Qatar para adquirir todos estos derechos, pero la dimensión de algunos de estos mercados la sitúan como una de las que más contribuirá a la recaudación de 600 millones de euros por los derechos internacionales para la próxima temporada. Además, en muchos de estos países retendrá las emisiones un mínimo de tres campañas.

beIN Sports Plató 600

beIN Sports emitirá la Liga BBVA en una veintena de países.

La patronal de clubes, presidida por Javier Tebas, no sólo ha tenido en cuenta las ofertas económicas recibidas para vender su señal por primera vez en más de 150 países. En muchos casos se valoraba especialmente la exposición que se garantizara de los partidos de la Liga BBVA, tanto con su emisión en directo como con la elaboración de programas adicionales. Por ejemplo, en EEUU y Reino Unido se ha optado por beIN Sports y Sky Sports, respectivamente, al considerar que tendrán más visibilidad al ser el gran torneo extranjero que controlan. Son dos mercados por los que se cobran más de 25 millones por temporada.

Esta estrategia de máxima penetración en los grandes mercados es la que explica los acuerdos compartidos en Sudamérica. En esta región, ESPN es el único operador que podrá ofrecer la Primera División en su plataforma de televisión de pago. No obstante, la cadena de deportes controlada por The Walt Disney compartirá los derechos con FOX Sports en Brasil y con DirecTV en los países de habla hispana. En Centroamérica, las emisiones compartidas serán de Sky y Digicel a través de su canal Sports Max.

Todos estos acuerdos son de una gran magnitud, pero el que más relevancia tiene para La Liga es el alcanzado en China con Suning. El grupo de distribución de electrónica de consumo ha cerrado un acuerdo comercial con la patronal, por el que emitirá los partidos a través de su plataforma de pago PPTV y, además, venderá productos de los equipos y dará visibilidad antes los consumidores en su red de más de 1.600 establecimientos. Por otro lado, algunos encuentros se han sublicenciado para que sean ofrecidos en CCTV5, el canal de deportes de la televisión pública.

En el continente asiático, además del citado macroacuerdo con beIN Sports, también destaca la venta de las emisiones en Japón a la plataforma de pago Wowow y en Corea del Sur a la cadena pública KBS. En India, otro de los grandes mercados en los que el fútbol empieza a ganar protagonismo, Sony le arrebató los derechos a 21st Century Fox, pero el grupo japonés ha aceptado sublicenciar parte de las emisiones a su rival para mejorar la exposición del torneo.

Barça y Madrid

Barça y Madrid son los principales activos para que Mediapro haya vendido el torneo en más de 150 países.

En Europa, y a sólo unas horas de que arranque oficialmente la Liga BBVA, Mediapro aún no ha logrado cerrar un operador que ofrezca los partidos en la mayoría de repúblicas exsoviéticas; en Rusia se ha quedado los derechos NTV Plus. El grupo audiovisual catalán encargó la búsqueda de canales de televisión para estos mercados a la agencia Sportsman, como ya hizo con MP&Silva en Escandinavia, los países bálticos y Japón. En cualquier caso, son países con poca relevancia.

Donde también se han registrado ciertos problema para colocar la competición es en Alemania, un país donde la patronal ya asumía que el interés por el fútbol español era más bien bajo y eso provocaba que Sky Deutschland, la principal plataforma alemana de televisión de pago, no se haya interesado por comprar los derechos. Finalmente se ha logrado abrir una ventana para los espectadores germanos a través de Laola1.tv, un portal de retransmisiones online que ya ofrece competiciones como la Asobal y que colaborará con Axel Springer, que podría utilizar los contenidos para su medio deportivo Bild Sport.

 

¿Cómo queda el mapa en España?

Los 600 millones que aproximadamente se recaudarán en España se complementarán con los otros 600 millones que ha pagado Telefónica por los derechos para televisión de pago en el país. Su plataforma Movistar+, no obstante, sólo retendrá la exclusiva de la Liga Adelante, ya que se ha visto forzada a ofrecer a sus rivales la opción de incorporar los dos canales creados para emitir la Primera División. Orange, Vodafone y Telecable no han perdido la oportunidad y, aunque en contra de las condiciones impuestas, han adquirido Canal+Liga y Canal+Partidazo.

Estos 600 millones se verán complementados con los aproximadamente 30 millones que recibirá la patronal por la venta de un partido en abierto, diez partidos de Copa del Rey y los resúmenes en exclusiva. Los tres lotes han sido adquiridos por Radio y Televisión Española (RTVE), que se impuso en la licitación a grupos privados como Mediaset y Atresmedia.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles