El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén El Eurobasket 2015 que arrancó este fin de semana es una de las ediciones más especiales para la Fiba: supone un punto de inflexión porque, por primera vez, se disputará en cuatro países al mismo tiempo, pero también porque a partir de ahora el torneo se disputará cada cuatro años y porque se han batido todos los récords de audiencia y venta de entradas. Ello, sin haber sido necesaria una gran inversión, ya que Francia, que albergará la fase final en Lille, apenas ha requerido 17 millones de euros para cubrir los costes operativos. El resto de sedes no han hecho público sus respectivos presupuestos.

El bajo coste de este Eurobasket se debe especialmente a la problemática que ha rodeado a la elección de la sede. En un principio debía ser Ucrania la organizadora, pero sus problemas económicos y políticos, con tintes de guerra civil incluidos, obligaron a buscar una solución alternativa a su proyecto; éste contemplaba la inversión de unos 200 millones de euros en la construcción de nuevos centros deportivos.

En cambio, Montpellier y Lille, en Francia; Berlín (Alemania); Riga (Letonia), y Zagreb (Croacia) han aportado infraestructuras existentes que se construyeron con motivo de otros grandes eventos, como mundiales de balonmano, Eurocopa de fútbol, etcétera, reduciendo al mínimo la inversión necesaria a cuestiones más operativas. Es decir, que el gasto nuevo asociado al Eurobasket 2015 se limita al coste en la instalación de carpas para aficionados, incremento de actividad para favorecer el uso del transporte público o acciones de promoción, entre otros.

Estadio Lille multiusos 650

La fase final del Eurobasket se jugará en el estadio Pierre Mauroy de Lille, capaz de convertir un estadio de fútbol en un pabellón.

Pese a todos estos problemas, el presidente de Fiba Europe, Turgay Demirel, aseguró el pasado 3 de septiembre que esta “singular situación de sedes ha dado lugar a un número sin precedentes de entradas vendidas, con una multitud de partidos sin disponibilidad y muchos otros en los que la disponibilidad de entradas restantes es limitada”. En el día de la inauguración del Eurobasket, la organización aseguró que ya se habían vendido 460.000 tíquets, una cifra que más que duplica las comercializadas en anteriores ediciones.

Sin embargo, esta estrategia que permitirá un récord de ingresos supondrá una merma en el impacto económico derivado de la afluencia de aficionados extranjeros. Por ejemplo, Berlín acoge los partidos del grupo B, en el que se encuentra Alemania, favoreciendo la asistencia de público local. Lo mismo sucede con Croacia, cuyo grupo jugará en Zagreb, Letonia, que lo hará en Riga, y Francia que jugará su pase a la fase final en Montpellier. Es decir, que se producirá una menor concentración de aficiones en cada país, ya que la capacidad máxima en cada uno de los pabellones no rebasa los 15.000 asistentes.

De ahí que resulte complicado hacer una estimación respecto a los 31.500 aficionados foráneos que llegaron a Eslovenia para el Eurobasket 2014, lo que generó un consumo adicional en el país de en torno a 37 millones de euros, según explicó hace un año el Gobierno del país.

La disparidad de sedes ha obligado a la Fiba a asociarse con un operador de venta de entradas distinto en cada país, con France Billet y Ticketmaster en Francia, Eventim en Alemania y Croacia, y bilesuserviss.lv en Letonia. Ello también ha provocado una disparidad de precios, ya que mientras que en Zagreb se puede asistir a un solo partido por diez euros, en Berlín no bajan de los 19 euros. El abono para asistir a las semifinales y la final del Eurobasket, que se celebrará en el estadio de fútbol del Lille, partían de los 140 euros, pero ya sólo quedan pases a partir de los 488 euros.

Ajenos al baile de sedes están los operadores de televisión, que en esta ocasión garantizarán la cobertura del Eurobasket 2015 en un total de 160 países, incluidos mercados estratégicos para Europa como China y EEUU. beIN Sports se ha erigido en un socio clave para garantizar las imágenes en Oriente Medio y Norte de África; SuperSport en África, y ESPN y NBA TV en Estados Unidos. Además, en China se ha logrado un acuerdo pionero para la organización con LETV, el canal de televisión a través de Internet en el que han invertido Alibaba y Wanda Group. En España, en cambio, los derechos han sido adjudicados a Mediaset para que los explote en abierto.

 

Ausencia de patrocinadores locales

La rocambolesca solución de urgencia encontrada por la Fiba sí tendrá un impacto significativo en la firma de patrocinios locales para el torneo. Como en todos los grandes eventos, los grandes socios globales de la federación internacional acostumbran a estar acompañados de marcas locales, que también gozan de activos publicitarios para explotar durante el torneo.

Sin embargo, el reparto de aficiones en cuatro países hace menos atractiva esta opción, y sólo Crédit Mutuel en Francia, ha decidido ser sponsor event de la fase final porque ya es patrocinador del Stade Pierre Mauroy Lille Métropole, el estadio de fútbol que se convertirá en pabellón para este torneo. Sólo uno, frente a los nueve que por ejemplo logró atraer la Federación Española de Baloncesto (FEB) en el Mundial de 2014. Todo ello favoreció que ese año la Fiba registrara unos ingresos de 38,9 millones de euros ese año, frente a los menos de 28 millones de euros que, de media, recaudó entre 2010 y 2013.

España Serbia Eurobasket 2015 650

España, patrocinada por Endesa, perdió en su debut ante Serbia en el Mercedes-Benz Arena de Berlín. /FEB

El pratrocinador principal del Eurobasket será Beko, la compañía turca de electrodomésticos que ya ejerció como tal en el pasado Mundial de España. Un escalón por debajo estarán el resto de marcas que desde hace un tiempo trabajan codo a codo con la Fiba para promover la práctica del baloncesto: Intersport, Champion, Peak Sports, Molten, Tissot y, desde hace muy poco, Head & Shoulders y Japan Airlines.

En el caso de España, la Federación sí acude a la cita con nuevos socios. Desde hace unos meses, el principal patrocinador de la ÑBA es Endesa, que ha decidido ampliar su presencia en el baloncesto tras valorar positivamente su relación con la ACB. El grupo energético, que se sitúa junto a CaixaBank en el primer nivel de socios, ha relevado a Mahou-San Miguel. Por detrás de ambas compañías, se sitúa Nike como proveedor técnico oficial y RTVE como socio de medios.

En un nivel inferior aparecen Iberia y Caser Seguros como patrocinadores y después aparece la lista de proveedores formada por Seur, Molten, Halcón Viajes, TecnoSport y la recientemente incorporada Samsung. En un último nivel, como colaboradores, figuran la cadena de gimnasios Go Fit e Indiba Activ. En total, todas estas marcas pagarán 5,44 millones de euros en concepto de patrocinio a la FEB, según consta en su presupuesto para 2015. Por televisión, percibirá unos 420.000 euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles