El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén El duro control económico impuesto por La Liga a sus clubes, en colaboración con el Consejo Superior de Deportes (CSD), dará un paso más antes de que acabe el año. El Gobierno quiere reforzar aún más la supervisión de las cuentas de los equipos profesionales, y entre las medidas que baraja está la de imponer un auditor común que realice una auditoría adicional de cada una de las entidades que juegan en Primera y Segunda División.

Así lo avanza Miguel Cardenal, presidente del CSD y secretario de Estado para el Deporte, en la entrevista exclusiva que hoy publicamos en Palco23. “Nos estamos planteando que sería una buena medida que, junto a las auditorías que los propios clubes y SAD encargan, haya también una auditora común que les audite a todos conjuntamente o alguna otra fórmula”, indica el alto cargo del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Es decir, que no sustituiría a las empresas que actualmente trabajan con los equipos, sino que sería una firma que realizaría un trabajo complementario e idéntico en cada institución, independientemente de su tamaño.

La intención sería incluir esta medida con un cambio en el reglamento que desarrollará el Real Decreto Ley que regulará la venta centralizada de los derechos de televisión. Los clubes ya están obligados a remitir sus cuentas auditadas a La Liga y el propio CSD, pero Cardenal considera que casos como el desvío de fondos en Osasuna o la grave crisis del Elche CF revelan la necesidad de que haya un análisis independiente y adicional.

 

“Creemos que hay una debilidad en lo que tiene que ser un instrumento de control básico y que no está funcionando, y nos gustaría darle una solución. Estamos barajando varias alternativas”, señala en la entrevista, confiando en que este nuevo refuerzo al control económico del fútbol español pueda aprobarse antes de que termine la legislatura. Está por ver cómo reaccionarán los clubes, que ya en 2012 amenazaron con impugnar la estricta supervisión que impuso el Gobierno.

Pese a ello, el viernes en rueda de prensa Cardenal recordó que aquella apuesta se mostró certera. En dos años se ha logrado rebajar a la mitad la deuda de los equipos con la Agencia Tributaria, que en septiembre de 2015 se situaba en 317 millones de euros, según el informe que presentó junto al presidente de La Liga, Javier Tebas.

Fernando Puig, subdirector de Inspección del CSD, recordó en ese encuentro informativo que España disponía de una de las normas de control económico más exigentes del mundo, incluso por encima de la Uefa. Aquí, los clubes no sólo están obligados a presentar sus cuentas auditadas al final de cada ejercicio, sino que también deben presentar sus presupuestos para la temporada siguiente y La Liga tiene la potestad para modificarlo y restringir el gasto con topes salariales.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles