El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Renault quiere volver a la Fórmula 1. El fabricante francés de automóviles ha anunciado hoy que ha firmado “una carta de intenciones sobre la compra potencial [...] de una participación mayoritaria en el capital de Lotus”. En concreto, la multinacional adquiriría el 66% de Gravity Motos, filial de la firma de capital riesgo Genii Capital.

Los términos económicos no han trascendido, aunque es probable que Renault deba asumir una parte importante de la deuda que arrastra la escudería de Fórmula 1. Esta operación, según la automovilística, “marca el primer paso del proyecto de una escudería Renault en Fórmula 1 para 2016, extendiendo así los 38 años en que la firma lleva comprometida con la disciplina reina de los deportes mecánicos”.

El acuerdo no es definitivo, y es probable que todo esté pendiente de conocer cómo se resuelven los litigios por impagos de Lotus y si Renault paga alguna contraprestación a Genii o sólo asume las deudas existentes, que según el portal Motorsport estarían por encima de los 20 millones de euros. La escudería da trabajo a un total de 400 personas, según Reuters, que en estas semanas se ha hecho eco de un litigio de Lotus con las autoridades fiscales por el impago de impuestos por más de dos millones de euros.

El deseo de Renault por regresar al gran circo del motor ha provocado que también deba realizar algunas desinversiones para afrontar el desafío. Entre ellas, figura la venta de la gestión de las World Series 3.5 a la compañía catalana RPM, fundadora original de esta competición.

 

Lotus, salvada por el petróleo venezolano ante la fuga de patrocinadores

La escudería, hasta ahora controlada por el empresario luxemburgués y de origen español Gerard López, tiene un valor de 245 millones de dólares según Forbes. En 2012 registró unas pérdidas históricas de 108 millones de dólares, que López atribuyó al hecho de financiar a su equipo con créditos y no patrocinios como sucede en otras escuderías. En 2013 vendió un 35% del capital a Quantum y en 2014 otro 10% a Yota Devices para lograr liquidez.

Sea por los problemas económicos o por sus escasos resultados deportivos, Lotus comenzó el Mundial de 2015 con una problemática fuga de patrocinadores, entre los que destacaron Total, Rexona, Burn o Avanzade. En cualquier caso, las aportaciones de la petrolera pública de Venezuela (PDVSA) están permitiendo a Lotus terminar la temporada con menos problemas de los que podría tener. La aportación del Gobierno de Nicolás Maduro no es casual, ya que el principal piloto de la escudería es su compatriota Pastor Maldonado, con Romain Grosjean de compañero.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles