El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 España pierde peso en la escena internacional del tenis. Octagon, la agencia que se encarga de organizar el Valencia Open, ha anunciado este fin de semana que la edición de 2015 será la última que se celebre de este torneo. Según el director ejecutivo de la cita y responsable de la firma en España, David Serrahima, se sienten “engañados y defraudados” por la Generalitat de la Comunidad Valenciana.

El directivo aseguró en una comparecencia que la Administración autonómica, principal inversor de la cita con cuatro de los ocho patrocinios principales, no ha pagado 1,5 millones de la edición de 2014 ni 350.000 euros para la cita de este año. De hecho, se están planteando presentar una demanda contra el Ejecutivo de Ximo Puig.

“Nos sentimos profundamente decepcionados porque haya sido la última vez que veamos el torneo en Valencia. Más que decepcionados, engañados. Teníamos un acuerdo con el Gobierno que había en 2014 y ahora con el que ha entrado, que no han cumplido”, argumentó el extenista y director del Valencia Open, Juan Carlos Ferrero.

Valencia Open 2015

David Serrahima, director general de Octagon España, y Juan Carlos Ferrero, director del Valencia Open.

“No nos vamos por nosotros, sino por otra gente. Personalmente estoy muy tocado. Es un torneo que compré hace muchísimos años y era una ilusión a futuro”, añadió. Sobre el fuerte peso de la Generalitat en la estructura de ingresos, Serrahima defendió que no era una subvención porque “compraron una serie de soportes”. En este sentido, advirtió que “con cualquier otra marca patrocinadora que no hubiera respetado un acuerdo estaríamos en el Juzgado y es algo que tenemos que estudiar”.

“No se puede tomar esta decisión en caliente como ahora estamos, pero cuando alguien incumple un acuerdo durante dos años te sientes engañado. Si la Generalitat no cumple lo prometido en 2014 y 2015 no hay ninguna opción de seguir hablando del torneo”, enfatizó el directivo de Octagon. Ferrero, por su parte, no aclaró si venderá los derechos del torneo a otra ciudad o los alquilarán temporalmente para ver si pueden regresar a Valencia.

Junto al Ejecutivo autonómico, entre los principales patrocinadores del torneo estaban la cervecera Corona, que es socio global de la ATP, Peugeot, Mapfre y Ohlimpia. En un segundo nivel aparecían otras marcas como Rabat, Movistar, Coca-Cola, Prosegur, Luckia, Head o El Corte Inglés.

Según los últimos datos hechos públicos por Serrahima en comparecencias públicas, el rebajar el nivel del torneo de ATP 500 a ATP 250 permitiría también rebajar el presupuesto de unos ocho millones de euros a un máximo de 4,5 millones. De estos, según consta en la web del circuito profesional, unos 537.000 euros se han destinado a premios entre los tenistas participantes.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles