El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio Nueva propuesta de la Fiba para intentar hacerse con la máxima competición europea de baloncesto. Este martes se han reunido varios de los clubes propietarios de la Euroliga para escuchar las ofertas por parte de la federación y poner fin a su propio torneo, el cual no están dispuestos a dejar a cualquier precio.

La entidad ofrece coorganizar el torneo con ellos y, además, unos ingresos de 30 millones de euros por temporada para repartir entre los equipos. Esta propuesta va más allá de lo que se prometió en la última reunión, celebrada en julio, donde se aseguró un incremento de los premios económicos en un 50% más respecto a la última temporada, cifra superior a la que la Euroliga tiene garantizada: un 47,3% más de sus ingresos en un plazo de tres años.

Al finalizar el encuentro, la federación ha remarcado la importancia de su proposición, ya que consideran que esta estructura de gobierno “proporciona una sinergia equilibrada y dinámica entre los clubes, la Fiba y los inversores, mientras que los clubes mantendrán poder de decisión en materias importantes, como las normas de competición y el juego limpio financiero”.

Además, la Fiba también ha ofrecido un plan de transición de la Euroliga, que lleva 15 años organizando el torneo, a la propuesta Basketball Champions League. Aun así, la organización no quiere perder el tiempo y ha previsto, que si se alcanza un acuerdo, la nueva competición empiece a funcionar en la temporada 2016-2017.

Según la entidad, los clubes asistentes han expresado que la máxima competición europea tiene que ser elevada a un nivel superior. Los equipos también han asegurado que en un plazo de dos semanas facilitarán una contrapropuesta con el fin de reunirse antes de finalizar el año.

Por otro lado, la Euroliga, que es propiedad 100% de los clubes, ya aseguró que una de las novedades de cara a la próxima temporada en cuanto a la distribución de los ingresos será una mejora de los pagos por resultados deportivos, estableciéndose un premio de un millón de euros para el club que gane la Turkish Airlines Euroleague.

Los clubes están satisfechos con el trabajo de su presidente, Jordi Bertomeu, ya que la irrupción de la Fiba se produce en un momento en el que la Euroliga está cerrando importantes acuerdos para dar un verdadero impulso a su negocio. Un ejemplo de ello es el objetivo de la competición en incrementar un 15% la facturación del área de marketing en la campaña 2015-2016 y rebasar ampliamente los 20 millones de euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles