El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio La ACB decide sobre sus ingresos. La patronal de clubes tendrá el mayor presupuesto de su historia con 25 millones de euros tras el acuerdo con Movistar+ para la retransmisión de sus partidos. Y con parte de los nuevos ingresos que recibirá por derechos de televisión y patrocinio del grupo de telecomunicaciones se ha propuesto acometer una renovación tecnológica, audiovisual y comercial.

Según ha podido saber Palco23, la ACB invertirá en producción para que todos los partidos de la competición puedan verse en Yomvi, la sistema de televisión por Internet que gestiona Movistar+. Actualmente se puede ver un encuentro por jornada en Teledeporte y cuatro en la plataforma de pago. El objetivo de la entidad es que los usuarios de la última puedan ver los nueve encuentros en alta definición desde su soporte online, como ya podían hacer los aficionados con Orange TV.

Además, también se destinará dinero a incrementar la plantilla de la organización, rediseñar la página web corporativa, crear una nueva aplicación móvil y una plataforma de streaming para uso interno. Con estas acciones, que irán acompañadas de otras en el área de marketing, la ACB pretende dar mayor atractivo al torneo de cara a las marcas, para poder llegar a más acuerdos comerciales y aumentar sus ingresos.

Lo que no decidió la asamblea celebrada este martes es el reparto de los ingresos televisivos entre los clubes, por lo que realizarán una asamblea adicional para resolver la distribución del dinero. Muestra de las tensiones sobre este aspecto es que algunos de los equipos mostraron su malestar porque antes de firmar el presupuesto para la temporada 2015-2016 no se haya llegado a un pacto, mientras que otras voces asumen que será difícil alcanzarlo ante la existencia de intereses confrontados.

Tampoco hay novedades sobre la denuncia presentada por Orange contra la ACB tras la rescisión unilateral del contrato que mantenían para poder firmar con Movistar+. En esta demanda, la compañía francesa argumentó que el acuerdo con la ACB sigue vigente ya que no se llegó a un acuerdo de indemnización. Por otra parte, la patronal entiende que la alianza podía ser cancelada en cualquier momento si se producía un importante cambio en el modelo televisivo, como creen que ha sucedido al pasarse a la modalidad de pago.

En esta reunión también se ha aprobado la liquidación del presupuesto de la temporada 2014-2015, en los que se ha producido una desviación positiva de 300.000 euros respecto a la previsión de 16 millones que se realizó al comienzo de ese ejercicio; además, se logró recortar el gasto en 100.000 euros. Para este año, se prevé un aumento del 34,4% de los ingresos respecto al año anterior, que se debe principalmente al acuerdo con Movistar+, que pagará cuatro millones por las retransmisiones y ocho millones de euros por patrocinio.

Por otro lado, el próximo 2 de diciembre se convocará una asamblea para tratar de forma monográfica el nuevo modelo de competición de la Euroliga. El presidente de la ACB, Francisco Roca, ha asegurado que se adoptará un posicionamiento global y defenderá que el acceso al torneo tenga en cuenta los méritos deportivos en la liga nacional.

Las principales vicisitudes del acuerdo de la máxima competición europea con IMG es el sistema de competición, ya que los once equipos propietarios de la Euroliga jugarían siempre y sólo cinco podrán entrar por sus méritos deportivos. Esta cuestión pondría en riesgo la participación del Unicaja de Málaga, que habitualmente disputa el torneo por sus buenos resultados pese a no ser dueño.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles