El diario económico
del negocio del deporte

A. Malla Nueva York vuelve a estar preparada para recibir a la America’s Cup un siglo después. Una de las competiciones más lujosas del mundo regresará a la ciudad norteamericana entre el 7 y el 8 de mayo de 2016, por primera vez desde 1920. La prueba formará parte de la Louis Vuitton America’s Cup World Series. Este evento es uno de los seis programados durante el próximo año. Los seis equipos de la America’s Cup competirán para lograr puntos que contabilizan para la 35a final que se celebrará en 2017 en Bermuda.

“El evento de Nueva York va a ser espectacular”, asegura el capitán del equipo Oracle en Estados Unidos, Jimmy Spithill. “Los neoyorquinos son unos fanáticos de los deportes masivos y creo que esto va a ser algo muy especial. Va a ser un gran evento para la America’s Cup y para Nueva York”, explica.

Por su parte, el comisionado comercial de la competición, Harvey Schiller, comenta que “con seis eventos en todo el mundo en 2016 nuestros aficionados tendrán más oportunidades para disfrutar de las carreras de la America’s Cup y seguir a los equipos y sus deportistas hacia la final de Bermuda de 2017″.

 

La vela es uno de los deportes más exclusivos del mundo y por ello todas las marcas de lujo quieren asociarse a la America’s Cup. En la categoría de proveedor figuran la firma de champán Moët Chandon, la auditora PwC, la aseguradora BF&M, el bufete de abogados Appleby, el banco Butterfield, el grupo de distribución Butterfield & Vallis y el fabricante de equipamiento deportivo Sail Racing. En este escalón de la pirámide de patrocinios acostumbra a haber rotación en función de la sede de las series mundiales de la Copa América, que en 2017 se celebrarán en Bermuda. Lo mismo sucede en el nivel de patrocinadores oficiales, donde por ahora se ha atado al fabricante de ron del país, Goslings.

La automovilística BMW, la marca de relojes Bremont y la tecnológica Oracle son los patrocinadores globales de la competición, es decir, que su interés por asociarse a la America’s Cup no tiene nada que ver con la localización de las series, sino con los valores a los que le permite asociarse.

Louis Vuitton, por su parte, renovó hasta 2017 su acuerdo de patrocinio, por el que adquiere los derechos para renombrar el campeonato como Louis Vuitton America’s Cup World Series, además de dar nombre a las pruebas clasificatorias y los play offs. En el caso la edición número 35 de la Copa América, la regata donde finalmente se desafían el vencedor de la última edición y el aspirante, la marca de lujo ejercerá como patrocinador oficial. Louis Vuitton también tendrá mayor presencia en las plataformas digitales y las emisiones por televisión de la competición.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles