El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Barcelona recupera posiciones en la industria del deporte. La capital catalana, que en 2014 cayó a la séptima posición en el informe que elabora anualmente TSE Consulting, ha escalado nuevamente a la tercera posición que alcanzó en 2013. La clasificación continúa estando liderada por Londres, que encabeza este listado desde que albergó los Juegos Olímpicos de 2012 gracias a su estrategia en este sector.

En el caso de la capital catalana, su subida nuevamente al podio coincide con varios factores, como la celebración de la tercera edición de la Barcelona World Race, los éxitos deportivos del FC Barcelona del año en curso. La ciudad también ha sido protagonista en los últimos meses por haber apostado fuerte por ser sede de la Ryder Cup y los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022, aunque sin éxito por varios motivos. Sin embargo, esta apuesta también ayuda.

“Los resultados confirman una tendencia que se puede extraer de los resultados de las ediciones anteriores: la licitación a favor o la organización de grandes eventos deportivos internacionales aumentan fuertemente las posibilidades de las ciudades para que sean asociadas con el deporte”, indica Lars Haue-Pedersen, director general de TSE Consulting, tras analizar una encuesta en la que cualquier ciudadano podía votar a través de Internet, pero donde sobre todo ha pesado la valoración de cien líderes de opinión procedentes de federaciones, comités olímpicos, medios de comunicación y otros agentes.

Eso sí, el directivo avisa que “también podemos notar que esto no es suficiente; ciudades también deben tener una buena estrategia de eventos deportivos para asegurar el éxito continuo”. De ahí la situación de Madrid, que obtiene su peor resultado y cae del puesto número 27 al 40 después de enterrar definitivamente su ambición de albergar unos Juegos Olímpicos y sólo contar con el Mutua Madrid Open como evento internacional permanente en la ciudad.

En cambio, Barcelona dispone de una serie de acontecimientos históricos que ha logrado ir renovando y que, además, intenta ir complementando año tras año. Por ejemplo, dispone del Barcelona Open Banc Sabadell de tenis, el Gran Premio de España de Fórmula 1, el Gran Premio de Catalunya de MotoGP, el Rally Racc-Catalunya, la Zurich Maratón que cada vez capta a más corredores internacionales, la Garmin Triatlón, la propia Barcelona World Race o el concurso hípico de  saltos internacionales CSIO.

Estos eventos fijos se complementan con otros como el Mundial de Natación con Aletas o la Final Six de waterpolo celebrados este año, o los World Roller Games que se celebrarán en 2017. Además, la ciudad ha pujado en alianza con otras instituciones por otras citas internacionales de natación, así como los Mundiales de Atletismo de 2019, que finalmente fueron a parar a Oriente Medio.

El interrogante que se ha abierto con el nuevo gobierno municipal, liderado por Ada Colau, es si se mantendrá esta apuesta. La alcaldesa de la izquierda emergente anunció como una de sus primeras medidas que recortaría la aportación al Circuito de Barcelona-Catalunya, amenazó con dejar de apoyar a la Barcelona World Race (postura después suavizada) y se ha manifestado en más de una ocasión contraria a eventos que, si bien tiene un fuerte impacto económico, no tienen un retorno “social” a la ciudadanía.

Este posicionamiento contrasta con el de Londres, que va camino de no encontrarse con ningún rival. La capital de Reino Unido tiene acuerdos a largo plazo para que la NBA y la NFL disputen sus series internacionales en los distintos equipamientos remodelados con motivo de los JJOO o que ya existían. También preserva el histórico torneo de Wimbledon en tenis, disciplina en la que también ha logrado renovar la permanencia del ATP World Tour pese a la presión de otras ciudades como Pekín o Dubái.

Entre Londres y Barcelona, en el podio sigue apareciendo Lausanne (Suiza), aunque en este caso se debe a que es la sede de algunos de los principales organismos deportivos, como el Comité Olímpico Internacional (COI). En cuarta posición aparece Río, que en 2014 alcanzó la tercera plaza gracias al Mundial de Fútbol y que en 2016 albergará los JJOO. En quinta posición aparece Tokio, que albergará los Juegos de 2020 y un año antes será la sede del Mundial de Rugby. El top ten lo completan Pekín, Edmonton (Canadá), Sidney, París y Los Ángeles.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles