El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén El consumo empieza a recuperarse en España, y un indicador más de que los españoles cada vez son menos reticentes al gasto es la asistencia a los estadios de la Liga BBVA. Tras la disputa de la primera vuelta, y con el duelo entre el Sporting de Gijón y el FC Barcelona aún por disputar, el torneo acumuló 5.222.805 espectadores, lo que supone un incremento del 7,5% respecto a las primeras 19 jornadas de la temporada 2014-2015. Se trata de un fuerte incremento, pero que esconde elementos que obligan a rebajar el optimismo.

En el conjunto de La Liga, es decir, incluyendo Segunda División, el alza es de sólo el 3,45%, con 6.818.343 millones de seguidores que han acudido a algún partido de fútbol profesional, según el análisis elaborado por Palco23 a partir de las fichas de cada partido que publica la patronal. Ello significa que la asistencia en la categoría de plata retrocede un 7,6%, hasta los 1.601.713 en sus primeras veinte jornadas. Una caída que, en buena parte, se explica por el ascenso a Primera de tres clubes con fuerte implantación social y la llegada de sólo uno con esta capacidad de atracción: el Real Oviedo.

No todos los clubes pueden estar satisfechos por cómo ha funcionado su maquinaria comercial en el primer tramo de la temporada. De los veinte clubes de Primera, tan sólo la mitad han logrado mejorar sus registros respecto a la campaña anterior, y tres de ellos son los recién ascendidos, con el consecuente incremento de abonados que acostumbra a llevar aparejado. Incluso ayudan a mejorar el alza respecto a un año antes en el conjunto de Primera, ya que su capacidad de lleno es superior a la de los descendidos Elche CF, UD Almería y Córdoba CF.

 

Además, en casos como el del RCD Espanyol, la explicación de su mejora tiene tintes de Clásico e invita a pensar en una moderación del alza a medida que avancen las jornadas. Este año ya se ha enfrentado en casa a FC Barcelona y Real Madrid, mientras que el ejercicio anterior lo hizo en la segunda mitad del campeonato. De hecho, este es el principal elemento distorsionador a la hora de comparar los datos de cada club respecto a la campaña anterior, ya que cuando los blaugrana han sido el equipo visitante el promedio de asistencia se ha situado en el 82,5% de la capacidad total de los estadios, por el 85% que se registró de media cuando los visitantes eran los blancos.

En líneas generales, se mantienen tendencias de ejercicios anteriores, con el propio Espanyol y el Getafe CF como los dos clubes con menos poder de atracción respecto a las dimensiones de sus infraestructuras. El caso más preocupante es el de los azulones: a la espera de recibir a Real Madrid y Atlético de Madrid, de media sólo han llenado un 33,4% de los 17.000 asientos del Colíseum Alfonso Pérez; además, con un promedio de 5.686 aficionados, sólo supera al SD Eibar en esta clasificación.

Ello se debe a que Ipurúa sigue siendo el estadio más pequeño de Primera, con 6.300 butacas. Suficientes para dar cabida a abonados y seguidores que acuden puntualmente a un estadio que, con un 83,8%, es el segundo equipo de la élite que más ajusta su masa social a la capacidad del estadio. Sólo le supera el Madrid, con un 84,4%, pese a que la media de espectadores que han acudido al Santiago Bernabéu se ha desplomado de un año a otro, con una pérdida de casi 7.000 personas de media por encuentro.

Si se analiza la asistencia en función de los horarios, se evidencia de que el tan criticado horario de las 16:00 horas no es el peor. En esta franja se han disputado 34 encuentros, con un lleno del 71,5% y Real Madrid y FC Barcelona como más presentes, con seis y cinco partidos como local, respectivamente. El peor ratio en este horario fue para el Espanyol-Granada del 1 de noviembre, con un 41,2%.

Por franjas, la siguiente con mayor nivel de aforo es la que comprende entre las 18:15 y las 18:30 horas, con un 70,9% y El Clásico del Bernabéu como partido estrella con un lleno casi absoluto: 98,9%. Le sigue la franja que va de las 20:00 a las 21:00 horas, con un 68,9%, y el matinal de las 12:00 horas, con un 68,3%. Sin duda, el horario que menos ha seducido es el de las 22:00 horas en adelante, con sólo un 62,2% de asistencia media.

 

El Real Madrid, menos líder en ocupación

El conjunto madridista sigue siendo el club con un mayor nivel de asistencia a su estadio, aunque en lo que va de temporada 2015-2016 ha visto cómo perdía una media de 7.000 espectadores por partido. Con una capacidad para 81.044 personas, la instalación ha rozado el lleno frente al Barça (98,9%) y el Málaga CF (93%), mientras que en el día del debut de Zinedine Zidane en el banquillo se quedó en un 87,9%. Su día más flojo fue, paradójicamente, el de la goleada por 10-2 al Rayo Vallecano, con 61.564 personas (76%).

 

Ipurua, un campo hecho a medida

Es el estadio más pequeño de La Liga, y en Éibar son conscientes de que deben buscar una solución de cara a la próxima temporada porque la patronal exige una instalación al menos 16.000 butacas. Sin embargo, el club puede defender que se ajusta a su capacidad de atracción en una provincia donde compite con dos históricos como Athletic Club y Real Sociedad. En el primer tramo de esta campaña, su ratio de ocupación ha oscilado entre el 72,8% del 10 de enero frente al Espanyol y el 93,5% que consiguió frente al Madrid.

 

El Atleti, a reenganchar a su afición en la segunda vuelta

El Atlético de Madrid ha puesto en marcha una campaña con descuentos de hasta el 60% para llenar el Vicente Calderón en una segunda vuelta donde ya no habrá partidos de alta tensión, tras haber recibido en la idea a Madrid, Barça y Valencia. Pese a ello, la asistencia media ha caído en casi 2.000 personas respecto a la primera vuelta de la temporada 2014-2015, según los datos recopilados por Palco23. La ocupación se sitúa en el 82%, 2,6 puntos que un año antes. Mientras que junto a los dos grandes del fútbol llenó un 94% del aforo, su partido más flojo en casa fue contra el Getafe CF: 67,5%.

Sevilla Real Madrid Turkish Airlines

La visita del Madrid permitió la mejor entrada del Sánchez Pizjuán en la 2015-2016.

El Sevilla, al calor de sus éxitos europeos

Los éxitos del Sevilla FC en la Europa League y su clasificación para la Champions League movilizaron a la afición de Nervión. El club arrancó la temporada con un récord de cerca de 38.000 abonados y ello le ha permitido convertirse en el equipo que más crece en cuanto asistencia media, al pasar de 29.273 en la primera vuelta de la 2014-2015 a 35.806 en el mismo periodo del ejercicio en curso. Contra Barça, Madrid y Atleti rozó los 40.000 espectadores y más de un 85% de ocupación, mientras que su día más flojo fue contra el Sporting de Gijón el 12 de diciembre: 64,2%.

 

El nuevo San Mamés, al alza a la espera del VIP Area

El Athletic Club ha tenido algunos problemas con la cubierta de su estadio y la zona VIP se estrenó iniciada la campaña, pero la consecución de la Supercopa de España parece haber animado a sus seguidores. La asistencia media ha subido un 4,9% en la primera vuelta, hasta los 41.583 seguidores (78%), aunque en su estadística hay un elemento que juega a su favor: la pasada temporada, a estas alturas aún no había jugado contra blaugranas y madridistas. Aún así, en el resto de duelos se ha mantenido con registros superiores a los 40.000 aficionados, y sólo contra Getafe y Sporting se quedó a unos cientos de personas para rebasar ese techo.

 

Fidelidad rayista en Vallecas

En el arranque de temporada, la dirección del Rayo Vallecano ya anunció que se había logrado superar la base de abonados de un año antes con más de 11.000 aficionados, y eso se ha traducido en sus registros. La asistencia sube un 5,6%, hasta los 10.967 seguidores, pese a que de los grandes sólo han pasado por Vallecas Atlético de Madrid, Valencia CF y Athletic Club. Su récord hasta el día de hoy fue contra los leones, con 13.100 personas, mientras que el día que más butacas se vieron vacías fue contra el Málaga, con 9.301 personas.

 

El Molinón y el Estadio Gran Canaria vuelven a respirar fútbol de Primera

El regreso del Sporting de Gijón ha supuesto un auténtico balón de oxígeno para las finanzas del club, que además de los ingresos por televisión, ha visto cómo la asistencia al estadio se ha disparado un 13,1% en la primera mitad del curso. Con 22.476 aficionados de media por partido, y una ocupación del 74,9%, la entidad asturiana quiere más y ha puesto en marcha una segunda campaña de abonados. Y las perspectivas no pueden ser mejores: aún no han recibido ni a Barça, ni a Atleti, con lo que ello puede suponer. Mientras que en todos los partidos el lleno ha oscilado entre el 65% y el 77%, contra el Madrid fue del 92,3%, y eso que incluso los socios debían hacer un pago adicional.

En cuanto a Las Palmas, su regreso a la élite también se ha traducido en un aumento de la asistencia, del 20,1%, hasta los 18.910 espectadores. La mejora acabará siendo mayor con la visita de los tres últimos campeones de Liga, aunque por ahora ya ha conseguido estar siempre por encima del 50%. Pese a haber disputado la mayoría de encuentros a las 22:00 horas, su mejor entrada fue del 69,6%, con 21.760 personas contra el Málaga.

Neymar Barça Betis

El Camp Nou, estadio que más aficionados recibe de media, registró su mejor resultado frente al Betis.

El Camp Nou, un coloso difícil de llenar cada fin de semana

El estadio del FC Barcelona es el más grande de Europa, de ahí que su ratio de ocupación sea inferior al de otros clubes pese a que ha registrado la asistencia media más alta en lo que va de Liga, con algo más de 73.000 espectadores, un 74,4% del total. A la espera de recibir a Real Madrid, Atleti, Valencia y Espanyol, que seguramente ayudarán a mejorar este ratio, el día que más aficionados acudieron al Camp Nou fue contra el Betis en la víspera de Nochevieja con 83.630 personas, un 84,22%. El día más flojo, contra el Deportivo a las 16:00 horas, con 65.531 personas (66%).

 

El Madrigal, más de media entrada sea cual sea la hora

El Villarreal CF es uno de los que más ha variado de franja horaria a la hora de disputar sus encuentros, y aún así la asistencia media a El Madrigal se ha mantenido por encima de la media de la Liga BBVA, con un 71,7%. Aún así, la caída respecto a la primera vuelta de la 2014-2015 es del 5,9%. Su mejor día fue contra el Real Madrid, cuando 19.477 acudieron a ver al conjunto castellonense, mientras que la peor entrada se registró contra el Eibar, con 15.788 seguidores.

 

Mestalla, a la baja pese a la ilusión inicial por la Champions League

La temporada debía ser importante, con su regreso a la máxima competición continental. Sin embargo, la situación del primer equipo, que supuso la dimisión del entrenador, se tradujo en un paulatino distanciamiento de la grada. En el arranque liguero, la asistencia a Mestalla ha retrocedido un 10,8% respecto a la de la temporada anterior, con 39.025 espectadores por partido y una ocupación del 71%. Ello, pese a que por el feudo ché ya han pasado Barça y Madrid, días en el que el lleno alcanzó el 85%. Frente a Getafe y Las Palmas se vieron las gradas más vacías, con en torno a un 58% de asistencia.

 

¿Hay motivos para la ampliación de Anoeta?

La Real Sociedad trabaja en una ampliación del aforo de su estadio, con el objetivo de hacer más atractiva la presencia en directo mediante la eliminación de la pista de atletismo. La instalación sigue siendo una barrera para los 22.247 aficionados que han acudido de media en lo que va de campaña, con un ratio del 69,7%. El día en que se vieron menos huecos en la grada fue en el derbi contra el Athletic, con 26.114 personas (81,6%). El peor día fue contra el Espanyol, con sólo 17.443 personas, poco más de la mitad.

Deportivo Celta Riazor

El derbi gallego permitió la mejor entrada de Riazor en la primera vuelta de la 2015-2016.

 

Deportivo, Betis y Málaga, prácticamente en la media

Los tres clubes se encuentran en un grado de lleno similar, aunque sólo los dos primeros pueden estar orgullosos de registrar una ocupación del 68,6% aproximadamente. Los gallegos crecen un 19,5% respecto a la primera mitad de la 2014-2015, con 23.830 seguidores por partido y sin haber recibido aún a Barça y Madrid. Su mejor día fue el derbi gallego, con casi 30.000 personas. Sólo contra el Eibar se quedaron a las puertas de rebasar los 20.000 asistentes.

El Betis también crece gracias al ascenso, con 36.025 aficionados de media en sus encuentros como local, lo que supone un alza del 15,7% respecto a la primera vuelta de su último año en Segunda. Al igual que en muchos otros casos, el choque contra su eterno rival, el Sevilla,  con 50.073 personas y una ocupación del 95,4%. El duelo contra el Athletic, marcado por la lluvia, provocó que no se cubriera ni la mitad del Benito Villamarín, con 24.879 personas.

La evolución del Málaga CF es totalmente opuesta a la de sus dos rivales, ya que la asistencia media a La Rosaleda ha caído un 11,3%, hasta los 20.428 seguidores. A la espera de las visitas de Barça y Madrid en los próximos meses, los choques contra Betis, Sevilla y Granada son los que más expectación generaron, con en torno a 23.000 personas por partido.

 

Balaídos, marcado por el último temporal de lluvias

Los animadores del Celta de Vigo eran prácticamente los mismos que un año antes, gracias al buen juego exhibido por los jugadores celestes. Sin embargo, el mal tiempo y los problemas que eso ocasionó en el último partido contra el Atlético de Madrid (sólo 13.550 personas, un 46,7% del total) han dañado a su estadística. En total, una media de 18.900 personas animando en cada encuentro como local, con una ocupación del 65,2%. En su mejor entrada, con 24.519 voces, perdió contra el Madrid.

 

Granada y Levante, con la confianza de mejorar sus registros

Son dos de los equipos que peor parados salen en la comparativa de la primera vuelta de la temporada, pero se debe a que aún no han jugado contra Barça y Madrid, como sí habían hecho en la temporada anterior. Los andaluces pierden un 17,5% de asistencia (14.559 personas), por el 26,8% que se dejan los granotas (12.904 personas), y en ambos casos también afectados por sus malos resultados y su coqueteo con el descenso.

El día en el que el Nuevos Los Cármenes se llenó más fue frente al Betis, con 18.358 aficionados (82,1%). La jornada en la que hubo menos apoyo de la grada fue contra la Real Sociedad (12.711 seguidores, un 56,8%). En el Ciutat de València, hasta en cinco jornadas se ha dado la circunstancia de que había más asientos vacíos que llenos, y sólo contra el Villarreal se logró rebasar la cota del 60%, con 16.059 aficionados.

 

Espanyol y Getafe, líderes en asientos vacíos y poco margen de mejora

Son claramente los dos equipos que más deberían preocuparse sobre su capacidad para rentabilizar el tamaño de sus estadios. Los blanquiazules, si bien tienen una buena entrada media (18.258 personas), apenas logran cubrir un 45% del aforo de su estadio y ya han quemado el cartucho de enfrentarse a Barça y Madrid. A excepción de estos dos duelos, donde rozó el 70% de ocupación, en el resto no han logrado llenar la mitad del RCDE Estadi, con la visita del Getafe como la menos rentable: 14.575 personas, un 36% de ocupación.

En el caso del club madrileño, las perspectivas son aún peores. Apenas registran 600 aficionados más de media que el Eibar, con el problema de que ello supone sólo cubrir un 36% de las butacas del Colíseum Alfonso Pérez. Su mejor día fue contra el Barça y sólo se registró una entrada de 10.009 personas (58,9%), mientras que su peor registro también lo es de Primera: 4.532 personas contra el Granada en un domingo de agosto.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles