El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén El optimismo de los consumidores sigue en tasas positivas y, aunque menos positivos que hace unos meses, ha sido un entorno más que favorable para la recuperación de la asistencia en los estadios de la Liga BBVA. Por primera vez desde que existen datos históricos, la principal competición de fútbol que se disputa en España ha rebasado los 10 millones de espectadores acumulados durante toda la temporada. En total, 10.568.891 asientos ocupados durante la 2015-2016, según los datos recopilados por Palco23 a partir de las fichas que ofrece la patronal después de cada partido.

En principio ya no se trata de datos provisionales, una situación que La Liga hace constar en algunas fichas de la 2014-2015. De no producirse alteraciones, los registros de la campaña que ha proclamado nuevamente campeón al FC Barcelona arroja un aumento del 8% de la asistencia respecto a los 9,78 millones de aficionados que se acumularon durante el curso anterior. Además, supone el segundo año de crecimiento, después de que tocara techo en la 2011-2012 con 9,90 millones de espectadores.

Existen varios elementos que ayudan a entender el récord conseguido por la Primera División, aunque el primero es que los clubes que lograron el ascenso disponen de una masa social mucho más potente que la de los que perdieron la categoría. El UD Almería promediaba una media de 10.500 personas por partido, mientras que el Córdoba CF rozaba las 16.000 y el Elche CF las 21.700 personas. En cambio, tanto la UD Las Palmas, como Sporting de Gijón y Real Betis han estado muy por encima de estos registros, como se puede ver en los gráficos que acompañan a este artículo.

Barça Madrid Camp Nou 600

El Barça-Madrid, que sirvió de homenaje a Johan Cruyff, congregó a 98.902 espectadores, la mejor entrada de toda la temporada. /Realmadrid.com

 

Son los tres equipos que mejor evolución muestran respecto al curso anterior, básicamente gracias al aumento de abonados conseguido por su regreso a la élite, y eso que en muchos casos los duelos frente a Barça y Real Madrid no se incluyen en los abonos y hay que realizar un pago adicional. Junto a ellos, otros ocho equipos han elevado sus registros de asistencia, incluido el Rayo Vallecano, que pese al descenso es el que más creció de los que en la 2014-2015 ya estaban en Primera.

El caso del conjunto madrileño, cuya asistencia media sube un 10,5%, demuestra el impacto que tiene llegar hasta la última jornada con algo en juego, ya que Vallecas ha estado mucho más lleno en el segundo tramo de la temporada que en el primero. El Sevilla FC también ha crecido a doble dígito (+10%), en su caso por la fuerte captación de nuevos socios atraídos por su regreso a la Champions League. Villarreal CF y Athletic Club, que también estaban nuevamente en Europa, mejoraron aunque de forma más sensible sus registros.

El Deportivo de la Coruña también logró mejorar los ratios de Riazor tras eludir el descenso en la última jornada del año pasado. Pese a disponer de un curso más tranquilo (selló la permanencia matemática a falta de dos jornadas), creció un 9,7%, similar al SD Eibar, que también tras un verano movido en los despachos y la ampliación de Ipurúa, ha atraído a un 9% más de espectadores de media por encuentro.

Aunque con un crecimiento mucho más moderado, de sólo el 0,75%, el Barça sigue siendo el que más afición aporta al conjunto de la competición, con 78.213 seguidores por partido. Además, ahora con mucha más distancia sobre el Real Madrid, que, según las fichas de La Liga de las últimas dos temporadas, ha visto cómo el Santiago Bernabéu se vaciaba en un 6,9%, hasta los 68.171 espectadores por encuentro, en un curso marcado por un irregular inicio en el que la grada se distanció algo de la plantilla.

 

Eso sí, los blancos no son los que peor han evolucionado. El Granada CF ha perdido una media de casi 2.000 aficionados por encuentro, hasta los 15.858 (-8,4%), y la estadística podría haber sido más mala de no ser por una recta final en la que los últimos cinco encuentros han sido claves y se han superado los 18.000 espectadores. Peor le ha ido al Levante UD, con una caída del 13,5% en un año en el que han pasado de poder pasar a manos de un magnate de la NBA a perder la categoría. Y, aún así, el premio se lo lleva el Valencia CF, con un retroceso del 13,8% tras un ejercicio marcado por dos cambios de entrenador.

Eso sí, si el análisis se realiza desde el punto de vista de la optimización de las instalaciones, el peor parado sigue siendo el Getafe CF, que una temporada más se ha quedado en una ocupación del 43% y 7.318 espectadores de media, la cifra más baja sólo por encima del SD Eibar. El otro equipo que no ha logrado alcanzar el 50% de lleno es el RCD Espanyol, que se situó en un 46,2%, con una sustancial mejora en la vuelta gracias a distintas promociones para incentivar que los socios fueran acompañados.

El resto de la competición ha estado con tasas superiores al 60% de ocupación, aunque sólo dos han superado la cota del 80%: Real Madrid, con un 84,1%, y Eibar, con un 82,6%. Muy cerca de ese hito se han quedado Atlético de Madrid, Rayo Vallecano, Barça, Athletic Club, Dépor y Sevilla, con más de un 75%.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles