El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 EEUU quiere tener un papel determinante en la industria del fútbol. El país, que lleva un par de años fortaleciendo la Major League Soccer (MLS) y alberga el mayor torneo estival del mundo, ahora podría convertirse en la sede permanente de la Copa América, después del éxito comercial que se está logrando con la edición Centenario. Por el momento, Brasil ya se ha asegurado la cita de 2019.

Se trata de la primera vez que esta competición se celebra fuera de Sudamérica, y Conmebol y Concacaf, que agrupan a todas las federaciones de todo el continente, están estudiando que siempre se celebre en el país norteramericano. Según ESPN, que cita a fuentes de la federación sudamericana, la decisión podría aprobarse en el congreso posterior al torneo, pero las asociaciones miembro ya “están convencidos de que será aprobado”, según las fuentes del grupo de medios.

Esta medida supondría muy probablemente la desaparición de la Copa Oro, que reúne a las selecciones de Centroamérica, Caribe y Norteamérica, para dar paso a un auténtico torneo continental de selecciones, como ya sucede en Europa, África y Asia. Ahora bien, los detractores de esta idea han empezado a aparecer, y desde la Federación de Uruguay han apuntado que “se cometió un error” al llevar el torneo a EEUU porque “es una cultura diferente”. De hecho, en muchos partidos las gradas están totalmente vacías.

Una opinión que a ojos de mucho quedaría neutralizada por el fuerte negocio comercial que se ha logrado generar: quince patrocinadores, muchos de ellos marcas multinacionales, y una exposición mediática potencial de 1.500 millones de telespectadores repartidos en 160 países.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles