El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén La Liga goza de buena salud. El saneamiento económico de los clubes se ha logrado encauzar definitivamente gracias al nuevo escenario audiovisual, mientras que la recuperación del conjunto de la economía española también empieza a llenar de nuevo los estadios. La patronal está a las puertas de rebasar por primera vez en su historia los 14 millones de espectadores en una temporada, ya que a falta de que concluya el play off de ascenso a Primera se han registrado 13.936.441 aficionados, un 2,88% más que en toda la 2014-2015.

Ahora bien, existen algunos claroscuros que afectan especialmente a la Segunda División, una categoría que se quiere potenciar y sobre la que muchas voces de la industria advierten que podría sufrir un daño importante si se elevan las ayudas al descenso. “Cualquiera que siga la Segunda verá que cada vez hay menos aficionados”, explicaba ayer Eduardo Bandrés, ex presidente ejecutivo del Real Zaragoza en una jornada sobre economía y deporte. Y los datos avalan esta percepción: la categoría ha perdido más de 300.000 seguidores en un año.

 

El cálculo para llegar a esta conclusión es sencillo. De los más de 13 millones de seguidores, un total de 10.497.867 de personas corresponden a los partidos de Primera, en lo que también supone un hito para la competición, que jamás antes había alcanzado esta cota, como ya publicó Palco23 el pasado 18 de mayo. Eso sí, la cifra se ha ajustado a la baja en unas 71.000 personas respecto a los datos que la propia patronal ofrece en las fichas de su página web, probablemente por cuestiones de duplicidades antes no resueltas.

Aún así, el crecimiento del principal torneo de fútbol se sitúa en el 8%, sobre todo impulsado por el ascenso de tres equipos con una fuerte capacidad de movilización, como son Real Betis, Sporting de Gijón y UD Las Palmas, cuyos datos de asistencia han sido mejores de los que se anotaron en la campaña anterior los descendidos Elche CF, Almería UD y Córdoba CF. Es decir, que el alza en Primera tiene una correlación directa con el descenso de asistentes a los partidos de Segunda.

En total, la categoría de plata acumula 3.438.374 personas que han ocupado una butaca en alguna de las 42 jornadas de la fase regular, una caída del 9,3% respecto a los 3.793.190 de un año antes. La caída podrá moderarse con la asistencia a los seis encuentros que decidirán qué equipo acompaña al Deportivo Alavés y el Leganés en la próxima edición de Primera. Otro elemento mitigador ha sido la llegada del Real Oviedo, que se ha situado en la franja alta de seguimiento.

En cualquier caso, la temporada se cerrará con unos niveles de asistencia superiores a los de la temporada 2013-2014 y en niveles previos a los del estallido de la crisis, cuando la presencia de aficionados en las gradas de Segunda se desplomó incluso por debajo de los 3 millones.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles