El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Los clubes ya no serán meros participantes de las competiciones de la Uefa a partir de 2018. La asociación ha hecho hoy públicos los detalles del nuevo sistema de organización, entre cuyas medidas estrella figura la creación de una mercantil a partir de 2018 al 50% entre la Uefa y la ECA (asociación que agrupa a los principales equipos europeos). La misma “jugará un papel estratégico en la determinación del futuro y la gestión de las competiciones de clubes”, explican.

Otro punto importante para los equipos era la distribución de los ingresos, sobre lo que la asociación se ha comprometido a aumentar “significativamente” los ingresos y también de la parte del pastel. Este año, las tres competiciones que organiza la Uefa generarán unos 2.350 millones de euros, de los que sólo el 73% se distribuirá entre los participantes. Tal y como ha evolucionado la facturación comercial de los últimos ciclos, a partir de 2018 podría estar cerca de los 3.000 millones de euros.

Además, los clubes españoles y los de países más pequeños parecen haberse anotado un tanto importante, ya que a partir de 2018 se reducirá el porcentaje de dinero que se repartía en concepto de market pool, que al final acababa permitiendo que los clubes italianos y franceses, al tener menos compatriotas en los torneos, acabaran ingresando incluso más que el campeón.

 

“El nuevo sistema de distribución financiera de cuatro pilares (pago inicial, rendimiento en la competición, coeficiente de cada club y televisión) recompensará mejor las actuaciones”, avanzan. “La reducción de la contribución del market pool en los pagos significa que todos los clubes recibirán más dinero por el éxito deportivo y menos por sólo estar en un mercado televisivo de gran tamaño”.

La sociedad Uefa Club Competitions SA se encargará de gestionar esta actividad, tanto la de patrocinios como los derechos audiovisuales, de la Champions League y la Europa League, cuyo número de participantes no se variará: 32 equipos en la primera y 48 en la segunda. Además, se garantiza que cualquier club de una federación miembro podrá entrar a cualquiera de estos torneos a través de sus resultados en las ligas domésticas.

Eso sí, en un claro paso de cierta clausura de la competición a los países más modestos, la nueva Champions League asegurará el acceso automático de los cuatro mejores equipos de “las cuatro asociaciones nacionales de alta clasificación”, que a día de hoy serían España, Inglaterra, Alemania e Italia.

Además, el ganador de la Europa League ahora tendrá asegurada su presencia en la fase de grupos de la Champions del año siguiente, ya que hasta ahora podían verse obligados a jugar la previa. También se utilizará un nuevo sistema de cálculo de los coeficientes, ya que se suprime la cuota que se estimaba en función del país. También se tendrán en cuenta sus resultados en competiciones europeas en ediciones pasadas.

“Las modificaciones introducidas seguirán garantizando la calificación basada en méritos deportivos, y el derecho de todas las asociaciones y sus clubes para competir en competiciones de clubes de élite de Europa”, ha indicado el secretario general interino de la Uefa, Theodore Theodoridis. “Esto es una evolución, no una revolución”, enfatizan desde el organismo, que en las últimas semanas se veía amenazado por el plan de Wanda Sports de crear una superliga.

Por su parte, el presidente de la ECA y Bayern de Múnich, Karl-Heinz Rummenigge, ha indicado que el nuevo formato “refleja una solución seria y justa para el fútbol europeo de clubes. Estoy particularmente satisfecho con el hecho de que la comunidad del fútbol europeo permanece unida en el futuro”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles