El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La Liga Santander tiene ambiciosos planes de crecimiento para este año, como demuestra que los clubes ya están muy cerca de rebasar los 600.000 abonados. Sin embargo, ni la nueva normativa de la patronal para asegurar una alta asistencia a los campos de fútbol ha podido con las consecuencias de que la temporada haya empezado tan pronto. Con 537.741 asistentes en las dos primeras jornadas, es el peor arranque de los últimos tres cursos.

Se trata de una caída del 4% en comparación con la campaña 2015-2016 y de apenas un 0,1% respecto a 2014-2015. La asistencia media también cae, al pasar de 27.995 personas en agosto de 2015 a 26.887 personas este mes. En ningún caso puede extrapolarse este retroceso inicial al devenir del curso completo, ya que en el inicio del campeonato siempre influye el efecto vacacional, pues muchos aficionados aún se encuentran de viaje y otros todavía no han adquirido su abono.

El mayor elemento que explica este retroceso inicial es el FC Barcelona. En su primer partido en casa el año pasado, el club blaugrana logró congregar a 79.068 personas un 29 de agosto, con el aliciente de que debutaba tras un histórico ejercicio en el que logró el triplete. Sin embargo, en esta ocasión debutó frente al Real Betis un 20 de agosto y la afluencia cayó hasta los 65.731 seguidores, un 17% menos.

 

Aún así, se trata del encuentro con mayor presencia de seguidores en las gradas, por delante de los 61.568 fans que estuvieron en el Santiago Bernabéu en el encuentro del Real Madrid frente al Celta de Vigo. En su caso, son unas 4.000 personas menos que en agosto del año pasado, cuando se estrenaron contra el Betis. Un conjunto verdiblanco que, debido al inicio de las obras en el Benito Villamarín, también tuvo menos animación en sus gradas.

A partir de aquí, las variaciones de la asistencia a los estadios no es muy significativa o no debería preocupar, ya que la base de abonados anunciada por muchos de ellos es superior a los registros obtenidos en la primera jornada. E incluso algunos han mejorado sus cifras. Caso ilustrativo es del Athletic Club, que en los dos años últimos ha empezado contra el Barça en San Mamés y este agosto tuvo un 4% más de personas, con 46.724.

También son destacables las mejoras de dos equipos que este 2016 han cambiado de manos, en ambos casos chinas. Se trata del Granada CF, que ha rebasado los 15.000 abonados nuevamente y mejoró un 2% en su debut, y el RCD Espanyol, que gracias a la entidad del rival (pasó del Getafe CF al Málaga CF) mejoró un 19% sus datos de asistencia en el estreno, con 17.304 personas.

Pese a todo, el conjunto blanquiazul sigue reflejando un problema que arrastra desde el estreno del RCDE Stadium: la incapacidad de optimizar el aforo total del estadio, que tiene 42.500 asientos. De hecho, y tras el descenso del Getafe, el Espanyol es el único que no ha conseguido en su arranque alcanzar una ocupación de al menos el 50%. En el lado contrario, el Deportivo Leganés que en su debut en Primera División alcanzó el lleno absoluto en un Butarque que se está ampliando a marchas forzadas.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles