El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El fútbol español inició en 2012 un proceso de saneamiento económico y, en mayor o menor medida, las cuentas de los clubes de Primera División así lo reflejan. A la espera de conocer el efecto real de los nuevos contratos de televisión, el análisis de los estados financieros de los equipos desde que entró en vigor el control económico demuestra que el equilibrio presupuestario es cada vez más real, aunque aún hoy es muy dependiente de los ingresos por traspasos. El verdadero reto, ahora, es reducir el endeudamiento.

Así se desprende de los resultados recogidos en la Guía Económica de La Liga elaborada por Palco23, el primer informe que se publica en Europa con un análisis exhaustivo de las cuentas y el modelo de negocio de los veinte equipos que disputan la Liga Santander en la temporada 2016-2017. El estudio, patrocinado por el Centro de Estudios Garrigues, revela que la mitad de la facturación del torneo la generan solamente FC Barcelona y Real Madrid.

El documento, que abarca de la temporada 2011-2012 a la 2014-2015, la última con datos auditados, revela que ya sólo cinco equipos de la élite registraron pérdidas en su último ejercicio. Y, en al menos tres casos (Valencia CF, RCD Espanyol y Sporting de Gijón) se debe al impacto del elevado endeudamiento que arrastran. El conjunto asturiano, como le sucedió a la UD Las Palmas, también entró en su día en números rojos por el mayor gasto salarial para perseguir el ascenso, algo que consiguió hace dos temporadas.

 

Muchos equipos se mueven en ligeros superávits, suficientes para mantener la competitividad y disponer de recursos para realizar inversiones. Al menos una decena de equipos están inmersos, por ejemplo, en remodelaciones, parciales o totales, de sus estadios. En este sentido, los casos más preocupantes son los del Atlético de Madrid y el Valencia CF, cuya deuda neta es similar a la de FC Barcelona o Real Madrid, pese a que los dos principales equipos de La Liga generan el triple de ingresos. En el caso de los rojiblancos, además, se añade el agravante del endeudamiento adicional adquirido para construir su nuevo hogar y el abultado pasivo que arrastra con Hacienda desde hace años.

En cuanto a la generación de los recursos, el principal hecho diferencial no es únicamente la televisión. Barça, Madrid y Atleti son los únicos que superan los 10 millones con negocios ajenos al fútbol, como puede ser la explotación comercial de sus instalaciones con el museo, la restauración o el hospitality. A nivel de patrocinios, las diferencias son aún mayores, con culés y merengues facturando más de 200 millones por este concepto, frente a la horquilla de entre dos millones y diez millones de euros en los que se mueve el resto de la competición.

Una de las evidencias es la fuerte vinculación que existe entre la obtención de ingresos comerciales y por abonados, fruto de la mayor visibilidad que se puede conceder a las marcas. De hecho, la clasificación por facturación por uno y otro concepto es prácticamente idéntica, con contadas excepciones. Un ejemplo es el Villarreal CF, que pese a las dificultades para generar ingresos por socios y taquilla, es de los que mejor estructurada tiene la venta por publicidad.

En cuanto a los gastos, existe una clara correlación respecto a los ingresos, también fruto del control económico. Es decir, que los clubes de Primera División gastan en la misma proporción en que generan recursos. El mejor ejemplo de ello es el gasto en salarios, ya que la partida de amortización de fichajes varía en función de la política de cada club. Por ejemplo, el Madrid gasta casi el doble que el Barça, que a su vez gasta dos veces más que el Atleti. También destaca que clubes con mucho menos gasto en fichajes han obtenido mejores resultados deportivos.

Por último, las plusvalías por traspasos se han convertido en indispensables para asegurar la rentabilidad, con el Sevilla FC como máximo exponente de este modelo. Pese a gastar menos en fichajes, el club hispalense obtiene más plusvalías por traspasos que Barça o Atleti, y en el último curso auditado sólo le superaron Madrid y Real Sociedad por operaciones excepcionales, como el pase de Di María al Manchester United o la llegada de Griezmann al Atleti y Claudio Bravo al Barça.

Para Marc Menchén, director de Palco23, “la evolución de las magnitudes de los veinte clubes de Primera División traslucen un mensaje claro: el negocio español del fútbol profesional tiene una cada vez mayor fortaleza económica”. “Desde Palco23 -agrega- estamos comprometidos en realizar un continuo seguimiento de la actividad económica de las grandes entidades deportivas, confiando en contribuir así en la mejora del sector”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles