El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La WWE sigue creciendo pese a un mal tercer trimestre. La competición de lucha facturó 534,2 millones de dólares (483,8 millones de euros) durante los nueve primeros meses del año, un 8,5% más interanual. Ello supone un retroceso en su evolución, ya que en el primer semestre la compañía aumentó su cifra de negocio en un 13% gracias al impulso de Europa.

Este ritmo de crecimiento se vio afectado negativamente por el parón de las ventas en el tercer trimestre, que descendió un 1,2% hasta 164,1 millones de dólares (148,6 millones de euros). Según comenta la WWE en un comunicado a sus inversores, “debido a una caída de la facturación en América del Norte (un 6% menos)”.

Los motivos de este bache durante el periodo que va de julio a septiembre fueron la revisión a la baja de los derechos de licencia del videojuego WWE 2K y el descenso de las ventas de productos de merchandising. También destacan los ingresos por televisión, que descendieron a causa de una pérdida de licencias para emitir su contenido en algunos programas estadounidenses.

Aun así, el negocio fuera de su mercado original creció un 13% con Europa como principal mercado en auge. En el Viejo Continente aumentó sus ventas un 17,7% hasta 24,7 millones de dólares (22,3 millones de euros), mientras que su negocio en la región de Asia-Pacífico ascendió hasta 18,5 millones de dólares (16,7 millones de euros), un 16,3% más.

En cuanto a los ingresos por áreas, la compañía destaca el aumento de la monetización del contenido, “como se refleja en la división del canal WWE Network y en la de eventos en directo”. Ambos segmentos crecieron algo más de un 10% hasta 45,1 millones de dólares (40,8 millones de euros) y 28,6 millones de dólares (25,9 millones de euros).

Cabe recordar que en 2015, la compañía volvió a beneficios gracias al impulso del Viejo Continente, donde sus ingresos se casi duplicaron. En términos globales, su beneficio neto fue de 24,1 millones de dólares (21,4 millones de euros), mientras que el año anterior registró unos números rojos de 30,1 millones de dólares (26,7 millones de euros). Este resultado se vio beneficiado por la reducción de costes adicionales, pero sobre todo por el auge de su negocio internacional. Su facturación creció un 21% en 2015, hasta los 658,8 millones de dólares (585,1 millones de euros) gracias al fuerte impulso en del torneo fuera de América del Norte, donde incrementó sus ingresos un 46%.

Los eventos deportivos de la WWE se ven en más de 650 millones de hogares en 24 idiomas diferentes. La compañía, con sede en Stamford (Connecticut), cuenta con oficinas en Nueva York, Los Ángeles,Londres,Ciudad de México, Mumbai, Shanghai, Singapur, Dubai, MünichTokio. En España, Eurosport y Neox se reparten la retransmisión de los eventos. Además, el circuito de lucha libre tiene parada en MadridBarcelona y Málaga.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles