El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén / Guillermo G. Recio Francisco Roca se muestra tranquilo, convencido de que “la ACB se encuentra en un buen momento”. El presidente de la patronal atiende a Palco23 en un momento clave para la competición, a las puertas de conocerse cómo será el nuevo canon de acceso, de quién será el futuro patrocinador principal y de un cambio de modelo de torneo para adaptarlo al calendario. Y el reto no es menor, ya que a su vez aspira a triplicar los 30 millones de euros que hoy ingresan. “El valor de nuestra competición debería estar en 100 millones de euros”, enfatiza.

Pese a los problemas económicos de algunos equipos, y que la élite se sostiene a base de accionistas que aceptan asumir las pérdidas estructurales, Roca opina que “estamos en un nivel muy saludable” y que “no tenemos rival alguno como liga nacional, al margen de la NBA“. No obstante, admite que “aunque aún insuficiente, vamos por el buen camino y hay mucho margen de crecimiento y mejora”.

Por el momento, los cambios introducidos en los últimos dos años, como el nuevo contrato audiovisual, han permitido que los pagos que realizan a los clubs hayan pasado de una media de 200.000 euros a 600.000 euros. Y la perspectiva es ir a más en las próximas temporadas, ya que con Telefónica se pactó un ciclo de ingresos creciente por televisión y se está negociando el nuevo patrocinio de los naming rights, un punto sobre el que Roca no quiere pronunciarse aún ante la polémica suscitada por las denuncias públicas de Endesa respecto a un posible pacto con el grupo de telecomunicaciones.

ACB Francisco Roca 650

Francisco Roca acedió en 2014 a la presidencia de la ACB, tras pasar por La Liga.

El ejecutivo defiende la decisión que se tomó hace un año y medio de pasar todas las retransmisiones a la televisión de pago, pese a las críticas que suscitó entre aficionados e incluso algunos clubs. “El cambio ha sido radicalmente importante, no sólo en la calidad de las retransmisiones, que ahora son siempre en alta definición (HD), sino también en difusión; ya nadie se acuerda de que antes como mucho se emitían sólo cinco partidos por jornada”, recuerda.

Otro punto que defiende, como vienen haciendo otras competiciones, es que su paso a la plataforma de pago ha permitido estructurar una oferta más clara, con horarios fijos, y contenidos adicionales que en este caso se encarga de generar Movistar+, como entrevistas, reportajes y programas, pero que permiten ganar en difusión a través de redes sociales y más allá de lo que dura el encuentro.

Antes de llegar a este escenario, la colaboración mediática se había centrado con televisiones autonómicas y RTVE, que no alcanzaba el medio millón de euros al año. “Estábamos rebajando nuestro producto”, lamenta Roca, quien admite que parte de la culpa fue de la propia organización, que hoy busca “recuperar terreno” frente a otras competiciones como La Liga que han sabido cuidar más su producto.”El baloncesto no lo ha hecho muy bien los últimos años y no ha sabido extraer el valor económico que tiene, como ha hecho el fútbol”, admite.

Lo realizado por la organización que preside Javier Tebas, y en la que el propio Roca trabajó, puede servir de ejemplo al camino que le espera al baloncesto, donde ya no pesa tanto la audiencia, como sí la activación. “El cambio del modelo de explotación de la televisión ha obligado a cambiar del patrocinio. Cuando estábamos en La1, lo que parecía atractivo era poder tener publicidad en un canal que por ley no la aceptaba, pero no generaba cantidades sustanciales. Ahora, lo importante es la activación y nuevas oportunidades que estamos creando”, relata.

Ejemplos de este cambio existen, como la creación de una serie de partidos de pretemporada que patrocina Movistar y que enfrenta ya en verano a distintos equipos de la ACB. O el programa ACB Next, que pretende acercar el baloncesto a las aulas y que ha permitido reforzar el contrato de patrocinio con CaixaBank, que es el socio principal de la Copa del Rey y, desde este año, también apoya a la Supercopa.

Este cambio de modelo ha supuesto dejar atrás las relaciones con Plátano de Canarias, que apostaba por la publicidad tradicional; Suertia, que ha sido sustituida por Sportium, y Orange, que fue desbancada no sin polémica tras la entrada de Telefónica. “Hemos hecho propuestas a más de ochenta empresas y algo saldrá; en España cuesta mucho vender, pero confíamos en lograr dos patrocinadores grandes en sectores como el cervecero y el de la alimentación”, avanza Roca, quien defiende que una Ley de Mecenazgo ayudaría a captar más marcas.

El departamento de marketing, que dirige Javier de la Chica, también aspira a abrir mercado entre marcas internacionales. Especialmente, después del gran acuerdo de televisión firmado con FOX Sports para Latinoamérica, que ha dado un impulso al negocio audiovisual en el extranjero, que supone en torno a 1,5 millones de euros por temporada.

Roca cree que otro elemento que ayudaría a potenciar el negocio de los clubs es la centralización de determinados activos, como ya sucede en La Liga con cuestiones como la U televisiva. “Se está hablando y vamos haciendo cosas, pero a los clubs les cuesta un poco porque son celosos de que al final les pueda afectar a sus patrocinios individuales”, explica.

Meluilla Palencia Leb ACB 650

Melilla y Palencia, los dos últimos equipos que no accedieron a la ACB por no poder pagar el canon.

No obstante, considera que sería clave, ya que “no tiene sentido que los equipos vendan la publicidad permitetral por su cuenta, cuando tiene más sentido que los soportes que salen por televisión se vendan de forma conjunta”, argumenta. Además, enfatiza que la patronal no quiere “capturar negocio de los clubs, sino que hay un mercado paralelo a incrementar en el que tenemos un papel por jugar”.

Estas medidas ayudarían a apuntalar algo más la economía de muchos equipos, que en ocasiones tienen problemas para generar los recursos suficientes para afrontar la temporada. “Sin un presupuesto de tres millones o cuatro millones de euros no se puede competir”, apunta Roca en este sentido. En otro nivel se encuentran los que aspiran a ganar títulos europeos, objetivo para el que el directivo dice que se necesitan al menos 40 millones de euros por ejercicio.

De ahí que defienda la importancia de un canon de acceso, que asegure que los recién ascendidos tendrán un mínimo de ingresos para participar en la élite. “Juega un papel de barrera que es necesario porque la diferencia de los presupuestos entre la LEB Oro y la Liga Endesa es enorme”, comenta. Es más, defiende que este pago previo incluso puede evitar problemas del pasado: “Lo que me preocupa es que si hay libertad absoluta para que los clubs asciendan por méritos deportivos sin recursos, se endeuden, desciendan y desaparezcan, como ocurrió años atrás en el fútbol”, algo que Roca vio de primera mano durante su anterior etapa en La Liga.

El máximo responsable del baloncesto español sí se muestra flexible para introducir modificaciones tras el revuelo generado en los últimos años, en los que prácticamente ningún equipo ha logrado entrar en la ACB. Eso sí, cualquier cambio se supeditará a las recomendaciones que realice la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), cuya resolución sobre esta cuestión se espera para mediados de abril. “Queremos que siga habiendo un canon, pero menor. Estamos hablando de algo que se aprobó hace más de 20 años junto al CSD”, rememora.

En cualquier caso, todos estos grandes retos a los que se enfrenta el baloncesto profesional español se encuentran en suspensión, como uno de esos tiros de Sergio Llull que tanta visibilidad mediática dan a la competición. Sólo hace falta saber si el balón entrará o no, aunque sea por el palmeo de socios estratégicos.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles