El diario económico
del negocio del deporte

Guillermo G. Recio La pasada edición de la Copa del Rey batió el récord con 104.000 espectadores y la igualdad de la Liga Endesa está ayudando a elevar de forma leve la asistencia a los pabellones hasta el mes de febrero. Mientras se discute el futuro formato de competición para la temporada que viene, el torneo liguero de baloncesto consiguió una media de 6.398 asistentes por partido durante los cinco primeros meses de competición.

Aunque solamente representó un 0,60% más que en el mismo periodo del año anterior, supone rozar la barrera de los 6.400 espectadores. De confirmarse esta cifra a final de temporada, supondría aumentar en casi 200 personas por encuentro la media de toda la temporada pasada.

De los últimos choques disputados cabe destacar el que enfrentó al Movistar Estudiantes y al FC Barcelona Lassa, que reunió a 13.425 aficionados; el duelo canario entre el Iberostar Tenerife y el Herbalife Gran Canaria, con 5.131 espectadores, y el UCAM Murcia contra el Real Madrid, que congregó a 7.500 personas.

Todos ellos lograron el lleno, pero recientemente también se registró la que fue la peor entrada de 2016-2017. El enfrentamiento catalán entre el Barça y el ICL Manresa sólo consiguió reunir a 3.401 personas, un récord negativo que hasta ahora estaba en manos del Morabanc Andorra con 3.423 asistentes, cuando se vio las caras con UCAM Murcia.

De hecho, los malos resultados del equipo culé están lastrando la asistencia al Palau Blaugrana, que acumula un promedio de 4.783 asistentes, un 4,5% menos que en la temporada anterior. Aun así, el conjunto entrenado por Bartzokas prácticamente no vio modificada su posición en la clasificación general, ya que el resto de equipos con cifras similares también perdieron seguidores.

El Divina Seguros Joventut, por ejemplo, registró una media de 4.721 espectadores (-8,5%); el ICL Manresa, último de la clasificación, reúne de media a 4.012 personas (-7,6%), y el Rio Natura Monbus Obradoiro consiguió unos 5.050 aficionados (-1,73%).

En la parte baja de la tabla de asistencia, cabe destacar a Iberostar Tenerife, líder de la liga y único participante en el Basketball Champions League de la Fiba, que hasta el último partido de febrero aumentó un 12,09%, hasta 4.431 espectadores. El Real Betis Energía Plus consiguió un promedio de 4.877 aficionados, un 14,11% más, mientras que el Morabanc Andorra logró reunir a 4.217 seguidores, un 3,92% más. Aunque todos ellos están por debajo de la cifra media de asistencia de la ACB, hay que mencionar que Tenerife y Andorra cuentan con un pabellón de 5.000 asientos, lo que supone casi un lleno en cada jornada.

Durante el periodo analizado por Palco23 en base a los datos oficiales de la ACB, hay varios equipos que también perdieron masa de aficionados, como el Real Madrid con 8.551, un 9,9% menos. Ello les llevó a descender posiciones en este ranking, algo que aprovechó el Estu para ser el equipo con más asistencia de Madrid. Entre los próximos encuentros se avecinan grandes rivalidades, como El Clásico de este fin de semana.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles