El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Logro casi histórico en la lucha del fútbol español contra la piratería. Aunque por ahora sólo de forma cautelar, el Juzgado Mercantil número 11 de Madrid ha ordenado el cese inmediato de la actividad de Rojadirecta, uno de los portales más utilizados en España para el visionado ilegal de eventos deportivos. La medida ha sido aceptada tras una demanda de Mediapro, según el auto al que ha tenido acceso Palco23. “Es el principio del fin”, señalaba Javier Tebas, presidente de La Liga, tras conocerse la información avanzada por este diario.

La multinacional catalana es la titular de los derechos de 38 de los 42 clubes de Primera y Segunda División, por lo que consideraba que este portal que agrega enlaces para consumir partidos ilegalmente estaba perjudicando a su actividad. En este sentido, el juez considera que “existen indicios de que la actividad desarrollada por www.rojadirecta.me supone una vulneración de los derechos de producción de las grabaciones audiovisuales y de radiodifusión” que tiene Mediapro, tanto como productor como distribuidor a través de su canal GolT.

En el auto, el juez impone una caución de 10.000 euros a Puerto 80 Projects SLU, sociedad administrada por Igor Seoane y a través de la que se canaliza la actividad de Rojadirecta. En el caso de no acatar la medida provisional, el juez ordenará a los proveedores de acceso a Internet “que suspendan la transmisión, el alojamiento de datos, el acceso a redes de telecomunicaciones, o la prestación de cualquier otro servicio equivalente de intermediación en relación con www.rojadirecta.me o cualquier otra página web que los demandados pudieran utilizar en iguales términos, o que redireccione a dicho sitio para su acceso, bloqueando o impidiendo el acceso desde el territorio español a dichas páginas de Internet”.

rojadirecta 530

Rojadirecta agrega enlaces a multitud de eventos deportivos.

La demanda también afecta al propio Seoane, al que se acusa de no sólo proveer enlaces para el consumo ilegal de contenidos, sino también de promover y en muchos casos emitir directamente los partidos. Por su parte, los abogados del demandado alegan que la suspensión cautelar era desproporcionada porque “los enlaces cuya legalidad se cuestiona sólo representan el 2% o el 3% de los enlaces totales de la página”, en referencia a los contenidos de La Liga.

La lucha de La Liga contra la piratería se ha intensificado en los últimos doce meses, periodo en el que incluso se llegó a firmar un acuerdo entre Mediapro, Canal+ y la Asociación de Agencias de Medios para evitar que las marcas se anuncien en este tipo de portales. Y es que este factor publicitario es el que acaba provocando que este tipo de páginas como Rojadirecta se lucren sin pagar ningún tipo de compensación a los propietarios de los derechos audiovisuales (los clubes) ni a las empresas que pagan en exclusiva por ellos.

El perjuicio no es menor, ya que un informe de La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos eleva el impacto de la piratería en el fútbol español a 227 millones de euros sólo en 2014. El trabajo, elaborado por la consultora internacional GfK, señala que durante el pasado año se visualizaron de forma ilegal un total de 139 millones de fútbol en más de 1,8 millones de hogares en España. El valor de mercado de todas estas retransmisiones supera los 509 millones de euros, pero GfK rebaja la pérdida de ingresos a 227 millones porque, según sus estimaciones, sólo el 44,6% estaría dispuesto a consumir contenidos de forma ilegal y suscribirse a una plataforma de pago.

La decisión del juez, a la espera de que se pronuncie sobre el fondo de la cuestión, supone una gran noticia para el fútbol español. No sólo porque es la primera vez en la que se atisba la opción real de que la Justicia ponga fin al consumo ilegal de contenidos deportivos a través de Internet, sino porque también se produce a las puertas de que La Liga venda por primera vez de forma centralizada los derechos de televisión de la próxima temporada. Por ahora tiene asegurados los 38 clubes a los que controlaba Mediapro, y en los próximos días se confía en llegar a un acuerdo con Telefónica (FC Barcelona, RCD Espanyol, Real Sociedad y Celta de Vigo).

 

Precedente en Francia
No es el primer golpe judicial que sufre Rojadirecta, ya que el pasado 26 de marzo se hizo público que el Tribunal Superior de París había dictado una sentencia en la que prohíbe a esta página web de enlaces redireccionar a los usuarios a otros portales en los que seguir de forma ilegal la retransmisión de los partidos del fútbol francés, tanto de la Ligue-1 como la Ligue-2.

La sentencia considera que, si bien Rojadirecta no albergaba los servidores para visualizar de forma ilegal los partidos, sí que actuaba como editor que “proporcionaba refugio al contenido de otros”. Por ello, el juez obligaba al portal a pagar 100.000 euros a la patronal de clubes de Francia por daños y perjuicios. Además, debía abonar 5.000 euros diarios por cada enlace a la retransmisión de estos partidos que mantenga en su web. El juez también ordena a Rojadirecta la publicación de un comunicado de prensa en el que notifique a los usuarios la naturaleza ilícita de los enlaces mencionados.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles