El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016 bien merecen un esfuerzo. Es bajo la premisa que ha trabajado el Gobierno en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016, y que contemplan un incremento del 10,6% del presupuesto para el deporte español. En total, se destinarán 170,3 millones de euros al fomento de las actividades deportivas, mientras que las ayudas para el deporte universitario y escolar pasan de 2,4 millones a 2,6 millones de euros, según el análisis elaborado por Palco23 sobre las cuentas públicas presentadas ayer por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

El grueso de estos recursos serán canalizados por el Consejo Superior de Deportes (CSD), cuyo presupuesto se incrementará en un 12,04% y alcanzará los 161,4 millones de euros. Sin incluir los ingresos derivados de la Ley del Juego (las quinielas, esencialmente), el presupuesto se situaría en 97,97 millones, un 13,3% más. Estas cifras tampoco incluyen el 1% de los ingresos por televisión de La Liga y que gestionará directamente el organismo presidido por Miguel Cardenal, para financiar las cotizaciones sociales de los deportistas de disciplinas minoritarias (0,5%) y los organismos de promoción del fútbol aficionado y femenino, así como asociaciones de futbolistas, árbitros y otros estamentos.

El Gobierno admite en el resumen del PGE presentado ayer que el incremento de la partida para esta actividad es “fundamentalmente para potenciar la preparación de los deportistas españoles para los Juegos de la XXXI Olimpiada en Río de Janeiro”. Por esta razón, la subvención a las federaciones deportivas se incrementarán un 23,55%, hasta los 46,65 millones de euros. En este sentido, seguirán siendo pilares de la gestión del CSD la concesión de ayudas “a deportistas que hayan alcanzado determinados objetivos deportivos, independientemente de las ayudas del Plan ADO y del Plan ADOP”. Esta partida crecerá un 2,5% en comparación con 2015, hasta los 820.000 euros.

Mireia Belmonte Melanie Costa

Mireia Belmonte y Melanie Costa, dos de las nadadoras becadas por el Gobierno.

En paralelo, se seguirá trabajando con las federaciones para definir los objetivos de alta competición y formación, “subvencionando las actividades e inversiones encaminadas a su consecución”, indica el programa del Ministerio de Cultura para fomento de esta actividad. También se mantendrá la línea de préstamos para las federaciones, en el marco del proyecto que se impulsa desde hace unos años para profesionalizar la gestión de las mismas, adaptarlas a los nuevos tiempos y sanearlas económicamente.

Y este es precisamente el objetivo número dos del Gobierno para el próximo año, a expensas de lo que suceda en las próximas elecciones generales. “Mejorar la gestión deportiva [...] apoyando a las federaciones deportivas españolas en la elaboración de sus programas deportivos y presupuestos para el ejercicio 2016 con el fin de optimizar los recursos disponibles”, así como con la elaboración de auditorías independientes (se han reservado 300.000 euros a este fin y se eleva de 70 a 85 el número de informes) y el control periódico de sus cuentas. También con la sujeción de las subvenciones al cumplimiento de determinados objetivos.

Aunque no se establece qué importe se destinará a este fin, el CSD también quiere impulsar el papel de la mujer, “impulsando una mayor representación femenina en los órganos de gestión y gobierno de las federaciones deportivas españolas, así como la distribución de subvenciones entre éstas para el desarrollo del Programa Mujer y Deporte con el fin de progresar en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el ámbito deportivo, federativo y no federativo”.

Entre las medidas que se contemplan para este fin, constan “ayudas a mujeres deportistas con licencia federativa en vigor que hayan sido madres en 2015 o que tengan hijos menores de 3 años a cargo de personal cuidador o en centros educativos infantiles a lo largo de 2016, con el fin de facilitar la conciliación de su vida deportiva y personal”. El objetivo es atender una treintena de solicitudes, frente a las 26 contempladas para 2015.

 

Impulso al deporte universitario

A nivel de inversiones, el gasto máximo se lo lleva la reposición en instalaciones deportivas de alta competición, con 1,2 millones de euros. A esta cifra hay que añadir otros 300.000 euros para nuevas inversiones en este tipo de centros y obras por otros 300.000 euros en los tres centros de alto rendimiento (CAR) que gestiona el CSD y que son los ubicados en Madrid, Sierra Nevada y León.

“En relación con el CAR de Sant Cugat, se colaborará tanto en las obras realizadas para la adaptación del centro como en la actividad relacionada con las federaciones deportivas”, añade el Ministerio en su memoria. En este sentido, cabe recordar que la instalación gestionada por la Generalitat de Catalunya ha estado percibiendo anualmente unos 2,5 millones del presupuesto estatal para becas e inversiones.

El CSD también destacó ayer como novedad que se recoja una partida de 200.000 euros “destinados al apoyo del deporte universitario en nuestro país y para la organización y participación de los deportistas en los campeonatos universitarios. Esta aportación se enmarca dentro de un programa más ambicioso que pilota la Administración y que consiste en encontrar mecanismos de financiación alternativos a la ayuda pública para este tipo de torneos, esencialmente con incentivos para los patrocinadores.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles