El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. Las marcas ya saben desde ayer en qué eventos deportivos podrán obtener importantes beneficios fiscales si se deciden a patrocinarlos. Es uno de los aspectos que incluyen los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y que organizadores de competiciones y empresas acostumbran a esperar con interés. En esta ocasión se han incorporado dos nuevos acontecimientos “declarados de excepcional interés público”, al tiempo que se mantienen estas ventajas para diez actos que ya la recibieron anteriormente.

Las dos novedades que incluyen los PGE son los Campeonatos del Mundo FIS de Freestyle y Snowboard Sierra Nevada 2017 y el Campeonato de Europa de Waterpolo Barcelona 2018. En ambos casos, la duración del programa de apoyo por parte del Ministerio de Hacienda se extenderá del 1 de enero de 2016 al 31 de diciembre de 2018, período en el que las marcas patrocinadoras podrán beneficiarse de los incentivos fiscales por apoyar el desarrollo de estos dos eventos deportivos.

Se da la circunstancia de que la mayoría de competiciones que seguirán beneficiándose de estas medidas se celebrarán en Barcelona, una muestra más de que es una de las ciudades que más está apostando por el deporte para ganar notoriedad. Destaca el Barcelona Equestrian Challenge, en cuya versión anterior ya se benefició de los incentivos fiscales y lo seguirá haciendo bajo el nuevo formato hasta el 31 de diciembre de 2018. Esta competición hípica, que se celebra en el Real Club de Polo, ya cuenta con un importante elenco de patrocinadores, como Ron Negrita, Segura Viudas, CaixaBank, Coca-Cola, Seat o Estrella Damm.

Otros dos eventos que alberga la capital catalana tienen una fuerte vinculación con el mar, como son las regatas vinculadas al ORC World Championship, que se está celebrando este año y entre cuyas marcas patrocinadoras están Porsche, Elly Hansen y North Sails, entre otros. Las compañías que se promocionaron en la tercera edición de la Barcelona World Race tendrán hasta el 30 de septiembre para justificar las inversiones y optar a los beneficios fiscales; entre las marcas, Renault, Johnson&Johnson, Boehringer Ingelheim, Danone o Puig.

Barcelona ORC World Race 650

La Barcelona ORC World Race es uno de los eventos que ofrece incentivos fiscales a los patrocinadores.

En la Comunidad Valenciana, las marcas que quieran patrocinar la Women’s Hockey World League Round 3 Events 2015 ya saben que dispondrán hasta el 31 de diciembre de 2018 para presentar los justificantes, aunque el tirón comercial de este evento es ligeramente inferior al de los anteriormente mencionados. Lo mismo sucede con los festejos del centenario de la Real Federación Andaluza de Fútbol 2015.

Distinto es el caso del Programa Jerez, Capital mundial del Motociclismo, que se extenderá hasta finales de 2017. En su plan de actuación se incluye la consolidación deportiva del circuito con la captación de competiciones internacionales, una vía a través de la que podrían justificarse los patrocinios asociados al Gran Premio de MotoGP. El mismo cuenta con grandes patrocinadores como la casa de apuestas Bwin.

Lo mismo sucede con los Juegos del Mediterráneo 2017, que se celebrarán en Tarragona y al que ya se han sumado como patrocinadores grandes corporaciones como Repsol, CaixaBank, Estrella Damm, Telefónica y El Corte Inglés. Algunas de estas marcas también están en el programa de preparación de los deportistas de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

El último evento que sigue disfrutando a día de hoy del carácter de “interés público” es LFP World Challenge, el programa creado por La Liga para promocionar la liga española en el extranjero con la organización de giras estivales. En estos viajes se aprovecha para organizar encuentros empresariales con grupos locales y para dar notoriedad a deportes minoritarios, como el tenis mesa estos días. En estos eventos se ha podido ver como marcas patrocinadores a Mahou-San Miguel, beIN Sports y Air Europa.

Para estos acontecimientos “se han concedido los máximos beneficios fiscales que se establecen en el artículo 27.3 de la Ley 49/2002, los cuales, desde la entrada en vigor de la LIRPF, consisten, básicamente, en la aplicación de una deducción del 15% sobre los gastos de publicidad y propaganda que sirvan directamente para la promoción del respectivo acontecimiento, no pudiendo exceder la deducción del 90% de la donación al consorcio correspondiente”, recuerda el Ministerio de Hacienda en el anteproyecto de PGE presentado ayer. Y añaden: “La base de la deducción será el importe total del gasto realizado si el contenido del soporte publicitario se refiere de forma esencial a la divulgación del acontecimiento; en otro caso, dicha base solo comprenderá el 25 por ciento del gasto. Este beneficio fiscal es aplicable en el IRPF, en el IS y en el IRNR”.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles