El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Debía ser un símbolo de los Juegos Olímpicos que aspiraba a albergar Madrid y finalmente lo será de los sobrecostes y el fuerte endeudamiento que arrastra la ciudad pese a no haber conseguido convencer al Comité Olímpico Internacional (COI) en ninguna de las tres ocasiones en las que ha presentado candidatura. Se trata de la Caja Mágica, un equipamiento deportivo que debía costar 139,7 millones, acabó costando 205 millones de euros y por lo que FCC exige compensaciones. Por ello, la alcaldesa Manuela Carmena ha anunciado una comisión de investigación.

“Estamos investigando las responsabilidades asociadas a la construcción de la Caja Mágica, tanto en términos legales como administrativos y políticos”, han señalado este jueves los concejales de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, y de Cultura, Celia Mayer. Según han explicado, existen “indicios muy anómalos”, por lo que propondrán a PSOE, PP y Ciudadanos la creación de una comisión de investigación política y a celebrar un pleno extraordinario sobre este asunto.

La intención no es otra que depurar responsabilidades políticas por un sobrecoste que más que duplicó el coste de la instalación, que a día de hoy se encuentra prácticamente en desuso. Por el momento, ya es casi seguro que el Ayuntamiento de Madrid deberá abonar otros siete millones a FCC, empresa a la que se le adjudicaron las obras y que llevó al consistorio ante los tribunales para exigir 32 millones de indemnización. Sin embargo, la corporación que entonces encabezaba Ana Botella (PP) logró un pacto extrajudicial por el citado importe.

 

“Hay indicios de que la construcción fue anómala. Por un lado se contrata el edificio y luego la cubierta y se van haciendo agregados, obras complementarias”, ha explicado Mayer. En este sentido, el nuevo gobierno municipal ha desvelado que el arquitecto Dominique Perrault, que se embolsó diez millones por el diseño, presentó un presupuesto de 140,5 millones, que el Ayuntamiento rebajó a 85,8 millones tras aplicar coeficientes reductores. A partir de ahí, se sucedieron las modificaciones (nuevas gradas, aparcamientos, controles de acceso, etc) que elevaron el coste a 205,8 millones, un 140% más de su precio de adjudicación.

Inaugurada en 2009 por el entonces alcalde y principal promotor de la aventura olímpica, Alberto Ruiz-Gallardón, era el estandarte de la candidatura para albergar los JJOO. Sin embargo,no se logró la sede ni para 2012, ni 2016, ni 2020, limitando su actividad al Mutua Madrid Open de tenis, que sólo se celebra una vez al año. Tiempo atrás también fue la sede del Real Madrid de baloncesto, que acabó trasladándose al Barclaycard Center, y la extinta escudería de Fórmula 1 HRT, que se liquidó sin pagar su deuda. En definitiva, limitadísimos ingresos anuales que no soportan unos costes de en torno a un millón de euros al año en seguridad, la limpieza y la jardinería.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles