El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Gianni Infantino logró alzarse este viernes con la presidencia de la Fifa. Para conseguirlo fue importante el aval de las federaciones europeas, pero también su perfil de buen gestor que se ha labrado y que la Uefa quiso reflejar con datos en la víspera de la votación: en la temporada 2014-2015, y por primera vez en su historia, la facturación rebasó los 2.000 millones de euros sin necesidad de que se celebrara una Eurocopa.

En concreto, la organización alcanzó los 2.099,4 millones de euros, un 21,3% más que en la 2013-2014. Esta cifra está muy por encima del resto de ejercicios, e incluso se aproxima relativamente a la de las temporadas 2007-2008 y 2011-2012, cuando se registró una cifra de negocio de 2.237 millones y 2.795,7 millones de euros, respectivamente. Es decir, que con toda seguridad este año se sobrepasarán por vez primera los 3.000 millones, gracias a todo el negocio que generará la cita de este verano en Francia.

 

En lo que se refiere a la 2014-2015, la gran explicación a este fuerte despegue económico se encuentra en los derechos audiovisuales. Los ingresos por este concepto se incrementaron un 25,4% interanual, hasta los 1.689,64 millones. Por un lado, se notaron leves repuntes en la facturación por retransmisiones asociadas a la Champions League, que con 1.161,12 millones supone el 68,7% del total. Pero además, y como constata la Uefa en su memoria, se anotaron 284,25 millones por la venta centralizada de los derechos de los partidos clasificatorios para la Eurocopa de Francia, que por primera vez gestionó directamente la asociación y no las federaciones nacionales.

A nivel comercial, el avance fue mucho más moderado, del 5%, debido a que el fuerte incremento no se registrará hasta el actual curso, en el que han entrado en vigor las nuevas asociaciones de patrocinio con marcas como Nissan, Sony, Heineken o Pepsico. Todas ellas se han asociado a la Champions League, que generó el 88% de los 345,47 millones que se registraron. Las cuentas de la Uefa, auditadas por EY, también revelan una mejor evolución del negocio por hospitality, que subió un 13% y alcanzó los 17,8 millones. El ticketing, en cambio, subió un 7%, hasta los 19 millones.

A simple vista, el único borrón podrían ser las pérdidas de 27,88 millones de euros, pero hay que contextualizarlas en el ciclo de cuatro años que concluye con la Eurocopa de 2016. Un análisis histórico a las cuentas revelan que siempre se acostumbra a generar números rojos en los tres ejercicios previos al torneo de selecciones, en el que se obtienen las ganancias necesarias para cubrir esos resultados negativos e incrementar sus reservas. A 30 de junio de 2015, éstas se situaban en 530,747 millones de euros.

También hay que destacar que a nivel operativo el negocio de la Uefa es totalmente rentable, ya que el grueso del dinero se redistribuye entre clubes y selecciones. Por su participación en torneos se repartieron 1.570 millones el último año (+26,8%), mientras que las federaciones nacionales percibieron 47,6 millones (-9%). Además, se utilizaron 171,4 millones (-2,4%) para proyectos de desarrollo del fútbol en distintos países y para ayudar a clubes que se quedaron al margen de las competiciones europeas.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles