El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 La sombra de los amaños se ha cernido sobre el tenis en los últimos meses y las casas de apuestas quieren hacer todo lo que esté en su mano para ponerle fin. ESSA, la patronal que agrupa a las empresas de este negocio, han cerrado un acuerdo de colaboración con Sportradar, la plataforma de recopilación de datos, para “intensificar sus esfuerzos para hacer frente al arreglo de partidos en el tenis”.

Las dos parten pondrán en común recursos y experiencia para “erradicar la corrupción” en el deporte de la raqueta. Las empresas podrán acceder a toda la información del Servicio de Detección de Fraude de Sportradar, que “cubre más de 450 operadores y gran cantidad de datos de transacciones de los clientes miembros de ESSA para proporcionar una visión general del mercado global y un sistema de alerta”.

La intención, por ahora, es centrarse únicamente en el tenis, deporte en el que al haber gran cantidad de partidos con ausencia de cámaras de televisión habría facilitado que puedan arreglarse los duelos. “Ha atraído una gran cantidad de atención en los últimos meses respecto a la integridad de los eventos”, argumentan, aunque no descartan que con el tiempo amplíen el proyecto a otras disciplinas.

Mike O’Kane, presidente de la ESSA, ha indicado que esta alianza “representa un creciente deseo de complementar los esfuerzos de cada una de las partes sobre el arreglo de partidos. Utilizando los puntos fuertes de ambos sistemas, hay un potencial sin precedentes para detectar la corrupción relacionada con las apuestas”. “Estamos seguros de que esta alianza dará frutos significativos y supondrá un nuevo paso en el conocimiento sobre aquellos que buscan corromper la integridad del deporte”, ha enfatizado Andreas Krannich, director de los servicios de seguridad de Sportradar.

Las dudas sobre el fair play en el tenis arrancaron en enero con una investigación de la BBC y BuzzFeed News, que a pocas horas de que arrancara el Open de Australia denunció una supuesta red de apuestas ilegales y amaños deportivos durante la última década. Según los citados medios, estaban implicados un total de 28 jugadores, de los que 16 habían estado entre los cincuenta más importantes de la clasificación ATP.

La Unidad de Integridad del Tenis (TIU), creada en 2008 por las principales asociaciones de tenis, ha investigado más de 26.000 partidos de los últimos siete años, y de su análisis se desprende que varios deportistas pactaban derrotas a cambio de 50.000 dólares.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

En partidos complicados, muchas veces el defensa central es el que salva el partido con un remate en el último min [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles