El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El deporte domo un derecho de la ciudadanía es, entre otros, uno de los objetivos del Gobierno de Aragón, que así lo reconocerá en la nueva ley de la actividad física y el deporte que está preparando para relevar a la actual, que está en vigor desde hace más de dos décadas.

La semana pasada se aprobó el anteproyecto de ley, que ahora podrá ser consultado de forma pública para que el sector haga sus recomendaciones. El calendario del Ejecutivo autonómico contempla poder remitir la norma a las Cortes para su debate a final de año o principios de 2017.

La norma actualiza las nuevas manifestaciones que en el ámbito deportivo han surgido desde la aprobación de la ley actual hace 23 años y que persigue una ampliación del concepto de deporte también como actividad física y como un derecho de la ciudadanía que exige, para su cumplimiento, la colaboración del conjunto de instituciones, asociaciones, federaciones y clubes.

Entre los cambios, se incluye la igualdad de género como objetivo de las políticas deportivas, especialmente en lo relativo a la práctica y a la gestión de las entidades deportivas, la calificación de los juegos escolares y campeonatos universitarios como competiciones oficiales o la creación de un plan de actividad física y deporte escolar de Aragón. También el reconocimiento de las figuras de árbitros y jueces y de técnicos deportivos, los centros de tecnificación deportiva y las selecciones deportivas aragonesas y que se eliminan expresamente los derechos de formación y retención con menores de 16 años, manteniendo las licencias deportivas de vigencia anual en esas edades.

Para garantizar la práctica del deporte como derecho la norma enfatiza en la cooperación interinstitucional e incluye, ha agregado la consejera, una actualización en materia de instalaciones, definiendo las de uso público y haciendo hincapié, como novedad, en la optimización de las de los centros docentes no universitarios para la práctica deportiva.

En cuanto a la gestión de equipamientos públicos, la nueva regulación quiere abrir una vía de colaboración en el uso y gestión de instalaciones deportivas de titularidad pública a través de clubes y federaciones. En este sentido, se plantea el asociacionismo como eje principal de la práctica deportiva, a través de las federaciones y clubes, adaptando y simplificando su régimen jurídico, se crea la Confederación de Federaciones Deportivas como ente en defensa de sus intereses comunes, y se aplica la normativa de transparencia a las federaciones en todos sus ámbitos de gestión.

Pérez ha destacado además que la norma fortalece el Consejo Aragonés del Deporte, que integrará un observatorio aragonés de la actividad física y el deporte para la consulta y asesoramiento en la elaboración y ejecución de políticas públicas en esta materia y contará con una comisión de equilibrio de género.

Además, el anteproyecto reordena el modelo de disciplina deportiva y la potestad sancionadora de la administración, creando un tribunal administrativo del deporte aragonés que incorporará los dos órganos existentes actualmente, el Comité Aragonés de Disciplina Deportiva y la Junta de Garantías Electorales, y se reforma el sistema disciplinario y se crea la función inspectora y un sistema de mediación y arbitraje.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles