El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Francia se pone firme contra la corrupción en el deporte. El Senado francés ha aprobado un proyecto de ley para reforzar la transparencia en el fútbol profesional a través de un mayor control financiero sobre las operaciones de los clubes y los agentes de jugadores.

La nueva norma, que ya fue aprobada en la Asamblea el pasado enero, pretende atajar prácticas como la evasión fiscal, el blanqueo de capitales y el amaño de partidos. Uno de los puntos más novedosos de la ley es el control de la actividad de los representantes de fútbol que operen en territorio francés para que no se embolsen dudosas comisiones en los fichajes. Otro será el análisis de las compras de clubes franceses por otras entidades, que deberán mostrar que el origen de su dinero no es ilegítimo, según la agencia Efe.

La propuesta ha sido aprobada gracias al impulso del senador socialista Dominique Bailly, que ha comentado que “un 30 % del dinero de una transferencia no llega a su destino final. No sabemos exactamente qué sucede. Por eso, queremos transparencia”.

“La lucha por la transparencia debe ser como el combate contra el dopaje. El fin no justifica los medios para ganar. Y se necesita una respuesta internacional, no solo francesa”, ha señalado el senador. Bailly ha explicado que este control se realizará a través del refuerzo de las competencias de la Dirección Nacional de Control y de Gestión (DNCG), un organismo independiente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa.

La DNCG analizará las compras de clubes franceses por otras entidades y, si se comprueban que esos fondos tienen origen dudoso, la adquisición se cancelará. En España, el Consejo Superior de Deportes ya lo hace. Los derechos de imagen, la principal grieta por la que se sospecha que varios futbolistas evaden millones en impuestos, serán formalizados junto al club para evitar que se monten estructuras fiscales.

Estrechar el cerco a la actividad de los representantes de jugadores será otra de las misiones de este organismo. Y es que los documentos de Football Leaks han sembrado dudas acerca de las prácticas fiscales de varios futbolistas, entre ellos Cristiano Ronaldo y Paul Pogba y de sus respectivos representantes Jorge Mendes y Mino Raiola.

“Conozco casos de jugadores que tienen contrato con un representante de toda la vida y que cuando llega la hora de una gran transferencia, por arte de magia, cambian de representantes. ¿Por qué? Porque hay una contrapartida financiera, que es legítima, pero que debe ser fiscalizada”, ha comentado el senador.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Antonio Chaves

Director general del Celta de Vigo

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

José María Cruz

Director general del Sevilla CF

Todos los perfiles