El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El Ayuntamiento de Zaragoza quiere poner orden al uso de sus instalaciones deportivas. El consistorio ha anunciado hoy un plan para regularizar administrativamente la gestión de los campos de fútbol de titularidad municipal, con tal de que los clubs que los utilizan cumplan el servicio público que se les presupone y se mejore la participación de los usuarios.

El gobierno municipal considera que sólo así pueden dar “solución a la situación de inestabilidad jurídica de los últimos años, ya que a día de hoy han caducado las concesiones y convenios de todos los campos y no existe un documento contractual que especifique los derechos y obligaciones de cada parte. Además, se busca dar solución a las deficiencias administrativas detectadas por el Servicio de Instalaciones Deportivas en materia fiscal, laboral y con la legislación de los bares, por ejemplo”.

El concejal de deporte, Pablo Híjar, ha explicado que los campos de fútbol seguirán siendo gestionados por los mismos clubes mediante una concesión demanial por adjudicación directa para un periodo de seis años, ampliable hasta diez años. “El Ayuntamiento seguirá pagando las facturas de luz, agua y gas, que representan 800.000 euros cada año, y cobrará un canon que en total reportará unos ingresos de apenas 150.000 euros a las arcas municipales”, ha avanzado.

El canon se reducirá en función de las inversiones que se realicen para que haya una gestión sostenible, así como de reducción del consumo energético. El importe total a abonar por cada club oscilará según el número de campos en uso y su tipología: 3.000 euros al año por un campo de césped artificial y 1.600 por uno de fútbol 7 de césped artificial, que “son los que ofrecen mayor rentabilidad”. Y cantidades simbólicas de 180 euros al año por uno de tierra o césped natural. “Se cederá también al Ayuntamiento un 10% del contrato del alquiler del bar, que se deberá subcontratar mediante un procedimiento abierto que admita a un mínimo de tres licitadores”, añade el Ayuntamiento.

La concejalía de deporte considera “prioritaria la rentabilidad social de los 28 campos de fútbol municipales y reconoce la valiosa labor realizada por los clubes gestores. Los campos dan servicio a 413 equipos de todas las edades y son los centros con mayor número de usos (2.000 al año) de todas las instalaciones municipales de cualquier área”.

En los nuevos pliegos también se exigirá a los clubs que no puedan cobrar más de 350 euros por temporada a los usuarios, además de establecer que “la antigüedad de dos años consecutivos en el club dará derecho a la condición de socio del club para ese jugador, o para su padre, madre o tutor si es menor de edad”.

Estas nuevas obligaciones irán acompañadas del compromiso del consistorio de invertir 1,98 millones de euros para la renovación del césped artificial de los seis campos de fútbol de mayor antigüedad, 800.000 euros para la remodelación integral del campo de Casetas, el cambio del terreno de juego de La Amozara-El Carmen, donde compite el CD Ebro, y la instalación de césped artificial en el campo de San Gregorio, en el que juega la UD Los Molinos, y que hasta ahora es de tierra.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles