El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 El número de practicantes de deporte sigue creciendo en España. Así se desprende del estudio elaborado por Indescat, el clúster catalán del deporte, y cofinanciado por Acció, una agencia adscrita al departamento de Empresa de la Generalitat de Catalunya. El informe, elaborado en base a 600 participantes de entre 16 y 70 años de varios puntos del país, analiza cómo ha evolucionado el perfil del deportista amateur en España.

Según refleja el estudio, el 90% de los encuestados practica deporte o tiene la intención de hacerlo en un futuro, y el 52% es activo físicamente (hace ejercicio al menos dos veces por semana), lo que supone una mejoría del 6% respecto a 2012. Sumando el porcentaje de practicantes ocasionales (21%), este dato crece hasta el 73% de la población del país. Un 27% de la población no hace deporte, y mientras que un 17% de este segmento admite que podría volver a reengancharse, el 10% restante afirma que no tiene intención de volver a hacer actividad física.

Un factor relevante es el aumento del hábito deportivo entre las mujeres, los jóvenes y el colectivo de la tercera edad que se ejercitan al menos dos veces por semana. En este sentido, el público femenino pasa del 40% al 53% en cuatro años, los jóvenes también registran una subida del 56% al 69% y las personas mayores pasan del 31% al 40%. Además, entre este colectivo cae el porcentaje de usuarios que no tienen intención de hacer deporte en un 12%.

El ejercicio se ha consolidado como un hábito saludable en la búsqueda del bienestar físico y mental. De hecho, entre las motivaciones que animan a los españoles a practicar deporte, la salud es la principal (82%), seguida de la necesidad de la población para romper con un ritmo de vida sedentario y estresante (64%) y la preocupación por la imagen social (24%).

Otro punto a destacar del informe es el uso de la tecnología mientras se practica deporte. Un 55% de los deportistas utilizan dispositivos electrónicos como pulseras de actividad o relojes que miden el ritmo cardíaco, y un 47% usa una aplicación móvil con el fin de monitorizar su actividad y mejorar el rendimiento.

“Hace falta que tengamos presente que el practicante deportivo demanda cada vez más especialización y personalización. El número de practicantes aumenta y se consolida, lo que supone nuevas oportunidades para la industria, pero implica la necesidad de innovar y ofrecer productos y servicios cada vez más especializados para satisfacer sus necesidades”, ha analizado la presidenta de Indescat, Anna Pruna, que también es socia de Eurofitness, cadena de gimnasios que opera bajo régimen de concesión administrativa.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles