El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Poco a poco se van conociendo nuevos detalles de los aspirantes a alquilar una parte importante de las instalaciones del Club Natació Barcelona para abrir un beach club. A las propuestas de Evertaas y The Harbour Club, que han puesto encima de la mesa proyectos de inversión que se sitúan en 16 millones y 12 millones de euros, respectivamente, también hay que añadir dos proyectos con ADN barcelonés que también buscarán la aceptación de los socios de esta entidad el próximo 4 de junio.

Una de estas iniciativas está promovida por Joan Ferré, que ha adquirido el restaurante El Principal y fue jefe de cocina del grupo Tragaluz durante 25 años, y Gonzalo Ros, director general de este conocido grupo catalán de restauración entre 2007 y 2015. Ambos han buscado sumar fuerzas con Urban Gourmet, que en Barcelona ha impulsado conceptos como Bacoa y el restaurante Llamber, y Ramon Casanova, un emprendedor que montó el primer club de playa de España con piscina de olas para practicar surf.

Render Principal

Probable diseño del ‘beach club’ del Principal, según su presentación.

Su propuesta económica es muy inferior a la de sus rivales, tanto en lo que hace referencia a la inversión en mejoras de las instalaciones (2,79 millones de euros), como en la renta mínima anual que ofrece: 340.000 euros, frente a los más de 500.000 euros que ofrecen Evertaas y The Harbour Club. A cambio, ofrecen una “renta variable del 10% de la facturación de todos los espacios alquilados”, frente al 3% de sus rivales. Además, mejora en medio millón la aportación a fondo perdido para financiar al CN Barcelona, con 1,5 millones.

Otra de las bazas de su propuesta es orientar la oferta hacia los propios socios del club, con una oferta para los puntos de restauración que oscilará entre los 20 euros y los 35 euros, además de disponer de precios especiales para el resto de servicios que se ofrezcan, como la piscina de olas para practicar surf o la opción de alquilar yates.

Como el resto de proyectos, propone la construcción de dos restaurantes, uno interior y otro exterior, además del chiringuito que se instalaría en la zona de playa, donde habrán hamacas y piscinas. Por otro lado, y sujeto a la obtención de los permisos del Ayuntamiento de Barcelona, El Principal contempla “la remodelación del edificio de ponente para construir una residencia para deportistas” que vengan a entrenar al club.

A diferencia de Evertaas y The Harbour Club, este grupo de inversores catalanes es partidario de mantener la denominación CNB al beach club para darle más presencia de marca, tanto al club como a sus patrocinadores, algo que a la larga también ayudaría a maximizar los ingresos de la entidad por publicidad.

 

Render Mac Group

Propuesta de la familia Torrelles, socios del club.

Propuesta de socios históricos

La cuarta y última propuesta que hoy confía en obtener el beneplácito de los socios es la que impulsa la familia Torrelles, socios del CN Barcelona desde hace años y que han buscado el apoyo de la empresa de diseño de expositores MAC Group. Aunque con variaciones en el diseño, ellos también proponen la mezcla de servicios de restauración interiores con un club de playa y nuevas piscinas.

El canon anual que ofrecen es de 340.000 euros, con una inversión mínima inicial que oscilará entre el millón y los dos millones de euros. En siete años, consideran que el desembolso podría alcanzar los 13,6 millones de euros en nuevos espacios. A diferencia de sus oponentes, los Torrelles no proponen ninguna aportación a fondo perdido, aunque sí aseguran el avance de rentas por un total de 1,1 millones de euros.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles