El diario económico
del negocio del deporte

Marc Menchén Viuing acaba de cerrar su primer gran acuerdo comercial. La empresa catalana, que ha creado un televisor portátil para seguir eventos deportivos con visibilidad reducida, acaba de firmar un contrato con Dorna Sports. Por ahora, el acuerdo se limitará a las carreras de MotoGP que se disputarán en Aragón, a finales de septiembre, y en Valencia, a principios de noviembre. El objetivo de la start up sería convencer a la gestora del Mundial de Motociclismo para firmar un contrato más ambicioso de cara a la siguiente temporada.

Fuentes conocedoras del acuerdo indican que a finales de este mes ya podrán adquirirse las entradas para el circuito, junto con la pantalla, que tendrán un coste de 25 euros si se compra de forma anticipada o 30 euros si se adquieren el día de la carrera. De esta manera, los aficionados que estén dentro de los circuitos de Motorland y Cheste, respectivamente, podrán seguir toda la carrera, incluso en aquellos tramos del trazado que no alcanzan a ver desde sus localidades o hay puntos muertos.

El Gran Premio de Aragón será el primero en el que se venda el dispositivo de Viuing.

El Gran Premio de Aragón será el primero en el que se venda el dispositivo de Viuing.

Los reproductores patentados por Viuing constan de una pantalla de 4,3 pulgadas y capta una señal específica que permite al espectador seguir la carrera en directo, sin riesgo de que se pierda la imagen por la alta concentración de dispositivos móviles. La compañía ha conseguido esquivar este problema no utilizando la conexión a Internet para hacer llegar la retransmisión a los televisores, ya que la señal se hace llegar vía satélite a través de antenas y repetidores que se instalan junto a la infraestructura donde se celebre el evento deportivo.

 

El hecho de ir de la mano de Dorna es necesario para no crear ningún conflicto sobre los derechos de televisión, algo que Viuing también asegura a los tenedores de los derechos audiovisuales porque las pantallas sólo se entregan una vez que el aficionado está dentro del circuito y porque su dispositivo es de un solo uso. La ventaja para los gestores de este tipo de competiciones es que encuentran en este producto una nueva fuente de ingresos, al quedarse un porcentaje determinado de las ventas.

El dispositivo tiene una autonomía de seis horas, está dotado con una pantalla antireflejos y es resistente al agua. Además, va insertado en una especie de caja de cartón plastificada que permite la inserción de publicidad si se quiere o la personalización por parte de los promotores del evento, de manera que pueda ser un elemento más de recuerdo.

Que el estreno de Viuing sea con la MotoGP no es casual, ya que la idea original del proyecto surgió a raíz de la problemática de los puntos muertos para los aficionados que acuden a circuitos como el de Barcelona-Catalunya, donde es imposible seguir todo el trazado desde un mismo lugar.

Los creadores de esta idea son Marc García, Toni Felguera y Sergio Palomino, que a principios de este año captaron 700.000 euros para dar un impulso a su proyecto y poder iniciar ya la producción y comercialización de sus pantallas. La ronda de financiación fue liderada por Inveready y Bankinter, que aportaron el 87% de los recursos.

Viuing prototipo 650

La pantalla portátil costará entre 25 euros y 30 euros, en función de si se compra o no anticipadamente.

El resto del dinero procedió de inversores particulares reconocidos en el sector del capital riesgo, como Carlos Blanco, Xavier Verdaguer, Oriol Juncosa, Eudald Domènech, Hugo Fernández-Mardomingo y Marc Fabregat. Los fondos Sitka Capital, Alva House Capital, GV Capital, Aristos Gestión, Grupo ITnet y Ramanigi Capital completan la lista de inversores.

La previsión de Viuing pasa por facturar cinco millones de euros en su primer ejercicio completo con el producto en el mercado, para alcanzar los 15 millones en en ventas dentro de tres años. La compañía ya ha patentado la tecnología y el proceso de transmisión en aquellos países donde acostumbran a celebrarse grandes eventos.

La capacidad de innovación de la empresa no ha pasado desapercibida para Microsoft, que en su momento la invitó para que se incorporara al Global Sports Innovation Center (GSIC) para que fuera una de las start-up que formaran parte de este proyecto. La multinacional tecnológica ha invertido 17 millones de euros en este proyecto, con el que quiere liderar la búsqueda de soluciones a los retos que plantea el deporte a nivel tecnológico.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles