El diario económico
del negocio del deporte

M.Menchén Anytime Fitness es una de las cadenas de gimnasios de bajo coste que están bajo la lupa de la Generalitat por el incumplimiento de algunas normativas, pero ello no les amedrenta. La compañía sigue ganando nuevos franquiciados y en lo que va de año ya ha puesto en marcha tres nuevos centros en Barcelona y en las próximas semanas abrirá uno más. Además, tiene apalabradas nuevas instalaciones en Castelldefels y Esplugues de Llobregat, dos municipios situados en el área de influencia de la capital catalana.

La primera de las aperturas de 2015 se realizó en la calle Montnegre, en el distrito de Les Corts, a apenas cinco minutos del centro comercial L’Illa Diagonal. Su situación le permite competir con otras cadenas de categoría superior que también operan en la zona, como DiR y Metropolitan. En este barrio, Anytime Fitness ya estaba presente con un gimnasio en el Pedralbes Centre de la Avinguda Diagonal, donde existe una alta presencia de oficinas. En ambos casos, su principal ventaja son los precios bajos.

El otro centro que abrió a las puertas del verano está en la calle Moianés, muy cerca de la frontera entre Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat. Precisamente en esta localidad, Anytime Fitness ya encontró el año pasado a un franquiciado decidido a aprovechar el elevado número de trabajadores que hay en la Ciudad Judicial. Este gimnasio abre las 24 horas del día, y es uno de los que la Generalitat tiene bajo la lupa por la infracción de la normativa que exige que haya siempre un monitor en la sala de entrenamiento.

Anytime Fitness Les Corts 650

El Anytime Fitness Les Corts ha sido uno de los últimos en abrir.

La tercera apertura se producirá de forma inmediata y de hecho ya se ha iniciado la preventa de abonos. El centro se ubica en la calle Calaf, en el barrio de Sant Gervasi-Galvany, también en la zona alta de Barcelona. En este caso, el dueño del gimnasio ha decidido abrir los 365 días del año y las 24 horas del día.

Un poco más de tiempo tardará en levantar la persiana el Anytime Fitness que se ha proyectado para el barrio de Sant Antoni. El gimnasio se ubicará en la Gran Vía, en confluencia con la calle Rocafort. En esa zona existe una amplia oferta de centros municipales, pero la actividad privada no es abundante. Metropolitan tiene una instalación en el centro comercial Las Arenas de Plaza España, mientras que Duet Fit está terminando las obras del equipamiento que tendrá también en la Gran Vía, pero tocando a Plaza Universidad.

 

Ofensiva comercial hasta 2020

Esta ofensiva en Barcelona y su entorno, donde DiR es la cadena más importante tanto por ingresos como número de centros deportivos, forma parte del proyecto de la compañía de origen americano para crecer en España. La compañía, que en la actualidad ya suma 19 centros en el país, se ha marcado el objetivo de alcanzar los 200 gimnasios en 2020, según explicó Rod Hill, director general de Anytime Fitnes Iberia, a finales de mayo en el II Congreso en Gestión de Centros Deportivos.

En aquel encuentro, organizado por la consultora Wuics, el directivo aseguró que “el sector español de gimnasios cuenta con una tasa de penetración del 12%, lo que denota que el pastel va a seguir creciendo en los próximos años”. En este sentido, aseguró ahora es”en un buen momento para que se produzca un fuerte crecimiento en el sector” y es por ello que “cada vez más empresas extranjeras invertirán en el mercado español, ya que en sus países de origen el mercado está al borde de la saturación”.

Así, Hill dibuja un futuro de oportunidades para el sector. “Habrá oportunidades de crecimiento para todo tipo de instalaciones de fitness, pero también más competencia tanto nacional como extranjera, especialmente procedente de Estados Unidos y de Australia”.

La cadena aterrizó en el mercado español a través de Catalunya y en esta comunidad autónoma donde concentra su actividad, con catorce gimnaisos. A los ocho centros de Barcelona (entre los abiertos y los que están a punto de hacerlo), hay que añadir los dos que hay en Sant Cugat del Vallés; L’Hospitalet de Llobregat; Granollers; Esplugues de Llobregat, y Castelldefels. Todos ellos están en la provincia de Barcelona.

Fuera de esta región, Anytime Fitness cuenta con dos franquiciados en la ciudad de Madrid, otro en Cádiz (Andalucía) y uno más en Logroño (La Rioja). En las próximas semanas también se confirmará su entrada en una quinta comunidad autónoma, con un centro deportivo en Valencia.

Todos los gestores deportivos que quieren operar bajo esta marca nacida en EEUU en 2002 deben realizar un pago inicial de 29.000 euros a la licenciataria. Se trata de una cuota de franquiciado que se incluye dentro de la inversión necesaria para abrir una instalación de este tipo, que según la empresa oscila entre los 70.000 euros y los 350.000 euros, en función de las dimensiones del centro. Además, cobra un euro mensual por cada socio dado de alta y una y un importe fijo por gastos operativos.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles