El diario económico
del negocio del deporte

M.M.A. El pádel es una de las disciplinas con un mayor ritmo de crecimiento en España y prácticamente ningún fabricante de artículos deportivos quiere quedarse fuera de este mercado. En sólo una semana, dos compañías han anunciado el lanzamiento de sus propias palas para reforzar su presencia en una práctica donde hasta ahora comercializaban zapatillas. Se trata de la japonesa Asics y, especialmente, la española Kelme, que ha anunciado importantes novedades.

La compañía ilicitana ha anunciado que completa su oferta de calzado específico para este deporte con una “colección de palas con características técnicas de primer nivel, donde la potencia, el control y la técnica se combinan a la perfección”. Kelme también dispone de textil y accesorios como pelotas, por lo que considera que “ofrece una gestión 360º a clubes”.

Además, también ha diseñado su propia pista de pádel que, según explican, “es la única del mercado con puerta redonda lo que le da una gran exclusividad e innovación”. Además de la gama completa de productos necesarios para jugar a pádel, ofrece el montaje integral de una pista de pádel innovadora y registrada”.

La importancia que otorga Kelme a este deporte se demuestra con la creación de un portal específico para la comercialización de las referencias de pádel y la vehiculación de este negocio a través de una sociedad específica a la que se le ha concedido la licencia: Products 4 Padel, que nació a principios de año con un capital social de 20.000 euros y entre cuyos promotores figura el exejugador y empresario del sector Juan Antonio Senent y Edgar Betoret, un conocido empresario de Valencia en el sector textil con la empresa Edbe.

Pista Padel Kelme

Las palas de Kelme se mueven en una horquilla de precios que va desde los 148 euros del modelo Silver, con forma redonda, a los 224 euros de la Gold Tex, una pala profesional fabricada 100% en texalium, con forma de lágrima o diamante. Por ahora se desconoce el precio de las pistas. Las zapatillas específicas para el pádel rondan los 50 euros, mientras que una pista con todo incluido ronda los 15.000 euros.

El amplio espectro que quiere cubrir Kelme no es casual, ya que hasta ahora sólo Adidas había optado por una oferta tan transversal y de momento a través de un licenciatario. El proyecto aceptado por la multinacional alemana está impulsado por José Luis Sicre, que bajo la marca All For Padel Adidas ha creado todo un espectro de productos que también incluye pistas. En su caso, se han apoyado en la catalana RedSport para que asuma la fabricación y distribución de sus áreas de juego.

Otro de los grandes fabricantes de artículos deportivos que ha decidido ampliar su presencia en esta disciplina es Asics, que la pasada semana anunció que a finales de este año lanzaría su primera colección de palas. El proyecto surge, según explica la multinacional, “tras meses de investigación y desarrollo supervisados por el Instituto de Deporte y Ciencia que la marca posee en su central de Kobe (Japón)”.

“Nuestra apuesta por este deporte nos destacó como grandes pioneros y especialistas, y somos referente indiscutible en el mercado de las zapatillas de pádel”, defiende Xavier Escales, director de Asics Iberia. Pablo Lima, integrante de la actual pareja número uno mundial de pádel, es el gran embajador de esta colección en la que ha participado también como asesor técnico.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Fran Fragoso

Director general de Basic-Fit Spain

Todos los perfiles