El diario económico
del negocio del deporte

Palco23 Estados Unidos ha sido uno de los últimos países en los que Orbea ha querido abrir mercado y sus resultados en el gigante norteamericano han tenido recompensa para Gonzalo García de Salazar. El hasta ahora responsable de la filial estadounidense ha sido promovido a responsable global de ventas del fabricante de bicicletas, un cargo que compaginará con sus actuales responsabilidades.

García de Salazar, que seguirá trabajando desde la oficina de Orbea en Little Rock (Arkansas), se encargará de “definir e implementar las estrategias comerciales de la marca a nivel mundial, con el objetivo de seguir creciendo y afianzando nuestras posiciones en mercados estratégicos, así como explorando nuevas oportunidades de negocio”, según ha explicado la compañía en un comunicado.

Este nuevo cambio organizativo se suma a los ya anunciados a finales de octubre. El fichaje de más calado fue el de Ramón Núñez como nuevo responsable de ventas para España y Portugal, que llega procedente de Rotor Bike, uno de los principales fabricantes de componentes para el sector ciclista. También se fichó a Herwig Reus, que se ha incorporado como embajador de la marca y apoyo comercial y de marketing en Alemania, Austria e Italia.

Todos estos fichajes, según explica Orbea, pretenden dar sentido a su nueva estrategia comercial basada en “el impulso a nuestra fabricación europea, el enfoque en el ciclismo y un modelo de flexibilidad y personalización de productos, serán los ejes sobre los que apalancaremos nuestras acciones”.

Dentro de esta estrategia, la cooperativa anunció en abril que dejaba de fabricar en su planta de Kunshan (China) a partir del 30 de junio, con el objetivo de “incrementar y potenciar nuestra capacidad de montaje” en las instalaciones de Aveiro (Portugal), donde actualmente trabajan unas 40 personas. Este complejo se ha ampliado con una nave de 8.000 metros cuadrados, aunque se desconoce si supondrá un incremento de plantilla.

La cooperativa también quería de esta manera dar un impulso a su centro de Mallabia (Vizcaya), donde tienen su sede y trabajan 170 personas. “Se verá incrementada la capacidad de customización, tanto en pinturas como en opciones de componentes”, aseguraron entonces.

Además, en el primer semestre de 2015 cerró su tienda de Barcelona para abrir un gran espacio de 800 metros cuadrados en el que no sólo pueden adquirirse bicicletas, sino que también hay un museo con productos de la histórica empresa vasca, una cafetería, sala de formación, polivalente para realizar todo tipo de actos y otra de fitting.

La compañía, dirigida por Jon Fernández y que en 2013 facturó 65 millones de euros, obtiene el 30% de sus ventas en el extranjero. Orbea se convirtió en cooperativa a principios de los setenta, aunque sus orígenes se remontan a 1840, cuando una familia del mismo nombre creó un fabricante de armas en Eibar. Durante el siglo XX fue evolucionando hacia la elaboración de este vehículo de dos ruedas y hoy se mantiene como uno de los pocos fabricantes de bicicletas que ha logrado sobrevivir en España.

ALTA EN EL NEWSLETTER
Blogs
Due diligence

Un nuevo patrocinador que vuelve a señalar antideportiva a la ACB. En poco menos de año [...]

TODOS LOS BLOGS
Perfiles

Mateu Alemany

Director general del Valencia CF

Alfonso Roberes

Consejero delegado de Mabel Sport

Mario Hernando

Director general del World Padel Tour

Todos los perfiles